Declaran responsable penal a policía acusada de lesiones

Regionales 12 de mayo de 2021
Finalizó el juicio contra Florencia Adriana Espinos, una integrante de la Policía provincial que fue acusada de golpear y provocar lesiones leves dos mujeres en la ciudad de Plaza Huíncul.
Fiscalia Cutral Co plaza Huincul

La acusación la hizo el fiscal del caso Gastón Liotard, luego de que un tribunal de Impugnación anulara la absolución en su favor en un juicio anterior. Este martes, y tras un nuevo juicio, fue declarada penalmente responsable. 

En el alegato de clausura del juicio que finalizó ayer, el representante del Ministerio Público Fiscal solicitó que la imputada sea declarada penalmente responsable de lesiones leves agravadas por la calidad de efectivo policial (artículos 89, 92, con remisión 80, inciso 9 del Código Penal). En ese sentido, expresó: “entendemos que en el debate, a través de la producción de las pruebas, se comprendió la autoría de la imputada y se debe declarar la responsabilidad penal de la misma, comprobado todo más allá de toda duda razonable”. 

La teoría del caso del Ministerio Público Fiscal que presentó Liotard al inicio del juicio, fue que el hecho ocurrió el 28 de julio de 2018, alrededor de las 5 y en el interior del local bailable de la localidad de Plaza Huincul. Esa madrugada cuando una de las víctimas salió del baño, la imputada, quien se encontraba cumpliendo función adicional en el lugar, la interceptó y la tomó del cuello con una mano, “casi como una suerte de ahorcamiento”, según describió el fiscal del caso. Posteriormente intervino la amiga de la víctima. Allí Espinos tomó a ambas del cabello y del brazo, las llevó hasta la salida del local y las empujó hacia afuera, golpeándolas contra la puerta y provocándoles lesiones.  

El tribunal que intervino en el juicio avaló la acusación del fiscal del caso, y declaró a la acusada responsable penal. En los próximos días, se debatirá la pena que deberá cumplir. 

Reseña 

Con sentencia del 29 de mayo del 2019, un tribunal de juicio resolvió absolver a la imputada por el hecho atribuido en su contra. Posteriormente el fiscal del caso, Gastón Liotard, impugnó esa decisión y en la audiencia ante un tribunal de Impugnación, sostuvo que el juez valoró sesgadamente los testimonios presentados durante aquel juicio. Fue así como el tribunal de Impugnación hizo lugar al pedido de la fiscalía, anuló la sentencia absolutoria y dispuso la apertura de juicio nuevamente, el cual concluyó hoy con la sentencia condenatoria.

Te puede interesar