Confirman prisión preventiva por un homicidio en Centenario

Regionales 25 de noviembre de 2021
El acusado permanece detenido por el crimen de Rigoberto Godoy, ocurrido el 2 de noviembre de 2020, con el objetivo de garantizar la realización del juicio. 
Homicidio Centenario

 La fiscal del caso María Eugenia Titanti solicitó a un tribunal que ratifique la extensión de la prisión preventiva que, la semana pasada y también por pedido fiscal, dispuso una jueza da garantías a M.C. El acusado permanece detenido por el crimen de Rigoberto Godoy, ocurrido el 2 de noviembre de 2020, con el objetivo de garantizar la realización del juicio. 

La audiencia se desarrolló hoy, a partir de un planteo de revisión impuesto por la defensa, que pretende cambiar el régimen de prisión preventiva por una detención domiciliaria. El tribunal, por mayoría, se inclinó por el planteo de la fiscalía y ratificó la extensión de la preventiva por cuatro meses. 

La fiscal Titanti explicó que M.C es el único de un total de cuatro personas que originalmente fueron acusadas por el homicidio. Es que, a lo largo de la investigación, se acordaron penas por las distintas participaciones que cada una de esas personas tuvo la noche en que se produjo el crimen. En el caso de M.C, el proceso continuará de cara al juicio.  

La teoría del caso que investiga el Ministerio Público Fiscal es que el hecho ocurrió el 2 de noviembre de 2020, alrededor de las 23.30. Esa noche, M.C y otras personas se convocaron mediante publicaciones en redes sociales  para ir a la vivienda de la víctima, a fin de agredirlo y asesinarlo. De acuerdo con la investigación fiscal, el ataque fue pensado en represalia de otro supuesto delito cometido por la víctima. Titanti explicó que en un segundo ataque, con combustible y armas de fuego y ya en la madrugada, fue cuando se produjo el incendio de la vivienda y el homicidio. 

“El señor M.C fue detenido el 30 de diciembre de 2020. Se analizaron los riesgos por los que se impuso la preventiva y se prorrogó en distintas oportunidades”, explicó la fiscal respecto del riesgo procesal de  entorpecimiento de la investigación, que fue el que determinó la imposición y mantenimiento de la prisión preventiva. Detalló la necesidad de mitigar el riesgo procesal tiene que ver  con  que hay testigos presenciales del hecho que manifestaron sentir temor y otros, señaló Titanti, que podrían ser influenciados para no prestar declaración en el juicio. 

Tras escuchar a las partes, el Tribunal falló por mayoría en favor del pedido de la fiscalía y confirmó la extensión de la prisión preventiva por cuatro meses.

Te puede interesar