Formulan cargos y fijan preventiva por violencia de género

Un hombre fue acusado por lesionar a su expareja tras haber incumplido en tres oportunidades las restricciones de acercamiento que había impuesto un juzgado multifueros.
Rocio RIvero fiscal nqn

Por pedido de la fiscal del caso Rocío Rivero, un hombre, J.A.L.M, fue acusado por lesionar a su expareja tras haber incumplido en tres oportunidades las restricciones de acercamiento que había impuesto un juzgado multifueros. Fue en una audiencia de formulación de cargos realizada ayer, en la que además, el acusado quedó detenido con prisión preventiva. 

La teoría del caso que presentó la fiscal Rivero ante el juez de garantías fue que el 2 de octubre de 2021, cerca de las 3 de la madrugada, J.A.L.M, que se encontraba en estado de ebriedad, ingresó a la casa de su expareja ubicada en la ciudad de Rincón de los Sauces. En el lugar se encontraba la mujer junto a sus hijos y un amigo de uno de ellos. Allí, el imputado agredió a la víctima y le exigió que le entregara su celular. Ante la negación de la víctima, la atacó y le provocó una herida en una de sus manos. Finalmente fue detenido por la policía, que acudió gracias a un llamado telefónico.

Ese mismo día y ante los hechos acontecidos, el juez multifueros local dispuso la exclusión del imputado y, por 90 días, la prohibición de acercamiento a la vivienda y a la víctima, como también la prohibición ejercer cualquier acto de perturbación, intimidación, amenazas y violencia y fija rondines policiales.

El 18 de octubre y a pesar de las medidas, J.A.L.M se presentó en la vivienda cerca de las 13:00 a bordo de una motocicleta, golpeó el portón, amenazó de muerte a la víctima y finalmente se retiró. Por este episodio, el 29 de octubre el juez amplió las medidas por 90 días más.

El 3 de diciembre pasado cerca de la 1 de la madrugada, el imputado volvió a incumplir la orden del juez e ingresó de manera violenta al domicilio de la víctima, pero se escapó antes de que la policía pudiera detenerlo. El mismo día, aproximadamente a las 2:00 de la madrugada, J.A.L.M volvió a incumplir las medidas impuestas: regresó a la casa de la mujer y, tras un llamado telefónico dando aviso, fue perseguido por la policía. Luego de evadirse trepando paredones y corriendo por los techos  fue detenido a las pocas cuadras por un móvil policial. 

Los delitos que la representante del Ministerio Público Fiscal le atribuyó al imputado por estos hechos son lesiones leves doblemente calificadas por el vínculo y por haber mediado violencia de género, amenazas simples, violación de domicilio y desobediencia a una orden judicial –tres hechos-, todo en concurso real y en carácter de autor. 

Durante la audiencia, la fiscal Rivero pidió que se fije la prisión preventiva por cuatro meses para el acusado, debido a la necesidad de resguardar la integridad de la víctima y su familia. También planteó la existencia de riesgo de entorpecimiento de la investigación. 

La jueza de garantías encargada de dirigir la audiencia avaló el requerimiento de la fiscal Rivero y dio por formulados los cargos en los términos solicitados. Además, la magistrada fijó la prisión preventiva para el imputado por cuatro meses y estableció el mismo plazo para que la fiscalía concluya la investigación.

Te puede interesar