Agravan acusación en caso de violencia de género e imponen preventiva

Acusan a un hombre por desobediencia a una orden judicial  y solicitan que quede detenido con prisión preventiva hasta el 15 de marzo. 
Fiscalia Nqn

En una audiencia de reformulación de cargos realizada hoy, el asistente letrado Marco Lupica Cristo acusó a un hombre, J.A.A, por desobediencia a una orden judicial  y solicitó que quede detenido con prisión preventiva hasta el 15 de marzo. 

Durante la audiencia, el representante del Ministerio Público Fiscal explicó que el 15 de agosto se le formularon cargos al acusado por amenazar, lesionar y luego abusar sexualmente de su ex pareja, en la ciudad de Plottier. 

Tras la formulación, se impuso prisión domiciliaria por cuatro meses pero, además, se le asignó al imputado una tobillera electrónica para alertar a la víctima respecto de su cercanía. El imputado violó esas medidas cautelares, por lo que la fiscalía planteó la reformulación de cargos y solicitó revocar la detención domiciliaria e imponer la prisión preventiva. 

Originalmente, el hombre fue imputado por amenazas coactivas, lesiones graves calificadas por el vínculo y por la violencia de género y abuso sexual con acceso carnal, todo ello en concurso real y en carácter de autor (artículos 90, 92 en función del artículo 80 inciso 1 y 11, 149 bis segundo párrafo, 119 tercer párrafo, 55 y 45 del Código Penal); incendio en calidad de autor (artículos 186 inciso 1 del Código Penal); amenazas simples en calidad de autor (artículo 149 bis y 45 del Código Penal). A esos cargos, se sumó hoy la acusación por desobediencia a una orden judicial (artículo 239 del Código Penal).

Lupica Cristo argumentó la necesidad de agravar la medida cautelar solicitando que se revoque la prisión domiciliaria, modificándola por prisión preventiva hasta el 15 de marzo. Argumentó  que se debe proteger la integridad física de la víctima y sus familiares y que existe riesgo de obstaculización de la investigación por parte del imputado. 

Señaló que no se dan las garantías necesarias para mantener el régimen de detención domiciliaria, siendo que el imputado violó en reiteradas oportunidades las medidas cautelares dispuestas con anterioridad. 

El juez de garantías que intervino en la audiencia hizo lugar al requerimiento de la fiscalía en todos sus términos y dio por reformulados los cargos. Además, el magistrado avaló la medida de coerción solicitada y fijó la prisión preventiva hasta el 15 de marzo de 2022. 

Reseña 

De acuerdo con la investigación de la fiscalía, el primer hecho ocurrió el 6 de enero de 2021, cuando el imputado envió mensajes amenazantes por celular a su expareja. Al día siguiente, J.A.A se presentó en el domicilio de la víctima y la amenazó con prenderla fuego si no salía. Ante la negativa de la mujer, arrojó a la vivienda un elemento generador de llama libre que inició un proceso de combustión y que se propagó por la vivienda.

El segundo hecho ocurrió el 8 de julio de 2021, cuando el imputado amenazó de muerte, mediante mensajes de audio, al hermano y a la madre de la víctima. 

El tercer hecho ocurrió en la ciudad de Plottier, entre la noche del viernes 10 y el domingo 12 de agosto de 2021. Cerca de las 23 del viernes, la víctima caminaba hacia la casa de una clienta y fue interceptada por J.A.A; el imputado detuvo su moto, la amenazó, la obligó a subir al vehículo para ir a un pub en Neuquén, luego se retiraron del lugar y volvieron a Plottier a su casa, donde la agredió físicamente. La mujer intentó defenderse y escapar por el techo, pero el imputado la arrojó al suelo y le provocó una fractura de pelvis. Luego la llevó a la habitación, donde volvió a agredirla físicamente y la abusó sexualmente. 

Tras los abusos, el imputado le suministró analgésicos, por lo que la mujer se durmió y despertó el domingo 12 de agosto. Debido al dolor que tenía en la pelvis, el imputado y su madre la trasladaron al Hospital de Plottier, donde fue atendida. 

Finalmente, el cuarto hecho ocurrió el 28 de diciembre, a las 00:52, cuando personal policial se presentó en el domicilio del imputado por un alerta del sistema de control de tobilleras electrónicas, que indicaba que la misma había sido manipulada. 

Cuando el personal policial arribó al domicilio donde el imputado se encontraba cumpliendo prisión domiciliaria en la ciudad de Plottier, pudieron corroborar que se encontraba fuera del domicilio y que el dispositivo estaba roto, razón por la cual se lo demoró por desobediencia a una orden judicial.

Te puede interesar