Proponen que se implemente en las escuelas de Neuquén el test para la detección temprana de autismo

La Fundación Faro Patagonia presentó un proyecto de ley para que se implemente, en todo el sistema educativo provincial, un “test de pesquisa MchatRF modificado”, con el objeto de detectar de forma temprana problemáticas en el desarrollo neuro- cognitivo de niños y niñas.
Autismo

Desde la Fundación Faro Patagonia presentaron un proyecto de ley para que se implemente, en todo el sistema educativo provincial, un “test de pesquisa MchatRF modificado”, con el objeto de detectar de forma temprana problemáticas en el desarrollo neuro- cognitivo de niños y niñas. La iniciativa se promueve como “una política pública para llevar adelante los derechos de las personas con discapacidad, especialmente con autismo”, según indica el autor, Gastón D’angelo, presidente de la Fundación.

Con la implementación del test en cuestión en la primera entrevista escolar, se busca bajar la edad promedio de diagnóstico del trastorno neuro-cognitivo en cuestión “y así mejorar la calidad de vida y pronóstico de muchas personas con discapacidad y sus familias”. De acuerdo a los resultados del test de pesquisa, el equipo docente evaluará la interconsulta con personal de salud especializado. El MChat RF es un test de pesquisa diseñado para la detección del autismo, cuya especificidad es del 99 %.

El articulado contempla, además, que el alumnado que presente indicadores de posible Trastornos de espectro Autista deben ser evaluados en un plazo que no supere los diez días de solicitada la consulta, por un especialista en Diagnóstico del Desarrollo Infantil. En el caso correspondiente, se extenderá el certificado médico conforme las evaluaciones que surjan en el consultorio, el que deberá presentarse a la Dirección de la escuela y se dispondrá del pedido de una maestra integradora, y/o acompañante terapéutica, según las necesidades del alumno o alumna. 

Finalmente, la medida impulsa además una campaña de concientización y visibilización del autismo con el objeto de facilitar la detección precoz. Tanto el Ministerio de Gobierno y Educación como el Ministerio de Salud funcionarán como autoridad de aplicación de la ley. 

Los fundamentos retoman estadísticas de la Sociedad Americana de Pediatría y la Organización Mundial de la Salud (OMS), según las cuales uno de cada 44 niños nacidos vivos se les diagnosticará, en un futuro, Trastorno del Espectro Autista. Trasladada la cifra a las familias tipo, hay una prevalencia de un caso cada 22 familias, lo que arroja un total de un alumno diagnosticado por aula. Frente a tal situación, el equipo docente debe estar capacitado “para poder dar respuestas a las necesidades específicas de una población de alumnos con autismo que viene aumentando con el correr de los años”. 

Más adelante agregan que, en nuestro país, el autismo se diagnostica a los 6 o 7 años de edad, “cuando el período más rico de plasticidad neuronal del cerebro ya ha sido superado”. En efecto, este trastorno puede detectarse a partir de los seis meses de vida, es por ello que resulta fundamental contar con herramientas de pesquisa que sirvan de indicadores para detectar de forma precoz si existe algún posible trastorno, explica D’angelo. 

Te puede interesar