En pocos meses terminarán la primera etapa de la Casa de las Mujeres

La construye la Provincia en la ciudad capital. El gobernador supervisó los trabajos junto con la ministra de las Mujeres y de la Diversidad.
Casa de las mujeres nqn

La construcción de la Casa Integral de las Mujeres Madre Teresa, de la ciudad de Neuquén, avanza según lo previsto y se estima que entre septiembre y octubre habrá concluido la primera etapa, lo que brindará la posibilidad de comenzar a habilitarla de manera gradual, hacia fin de año o en los primeros meses de 2023.

Este viernes, el gobernador Omar Gutiérrez supervisó los trabajos junto con la ministra de las Mujeres y de la Diversidad, María Eugenia Ferraresso, y brindaron detalles de la Casa que no sólo hospedará a víctimas de violencia de género (y a sus hijos e hijas, en caso de ser necesario) sino que además ofrecerá herramientas para la capacitación de cara a la inserción laboral.

Lo que construye la provincia es, básicamente, un complejo de 24 departamentos y espacios comunes que estarán destinados tanto al asesoramiento y a la asistencia, como la formación a través de talleres y cursos con posibilidad de salida laboral, lo cual es indispensable para la independización.

“Va a ser un espacio de encuentro integral de las mujeres”, señaló el gobernador y explicó que con 1.700 metros cuadrados, será “la construcción más grande en toda la provincia, pero que estamos replicando en las distintas ciudades y pueblos”.

Destacó asimismo que la Casa brindará “procesos de formación y capacitación para empoderar a las mujeres en esta política de perspectiva de género y fortalecer la libertad plena, real y efectiva, más la independencia y la autonomía en el emprender y conseguir trabajo”.

“Queremos cumplir con el objetivo de que cada una de nuestras mujeres, el colectivo de las mujeres, tenga el espacio debido para evitar hechos de violencia de género; y si lamentablemente llegamos tarde, poder restaurar derechos y hacernos eco de las necesidades”, sostuvo el gobernador y destacó que el que se construye “no es un espacio estático, sino un espacio dinámico que se abre para la participación que es fruto de la lucha de las mujeres”.

Por su parte, Ferraresso subrayó el trabajado articulado con el ministerio de Desarrollo Social y Trabajo y el Instituto Provincial de Vivienda y Urbanismo (IPVU) y destacó las características de este proyecto “impulsado por el gobernador”, ya que “aborda las problemáticas más allá del hospedaje temporal”.

“A mí no me gusta decir la palabra refugio, es reconvertir estos espacios multifunción donde se brinda acompañamiento, asistencia, capacitación y formación en un espacio de contención a las mujeres víctimas de violencia de género”, sostuvo y agregó que se trata de un “espacio para atender a mujeres en situación de vulnerabilidad”.

Tras explicar que la intención es ir inaugurándola por etapas, concluyó que la casa tendrá distintos espacios divididos por patios internos para las mujeres y sus niños, departamentos de un dormitorio, otros con dos, con cocina para que tengan independencia y tres terrazas divididas con los servicios y espacios de asesoramiento jurídico, psicológico, biblioteca y talleres.

Te puede interesar