Una escuela de la ciudad de Neuquén inauguró su propia panadería

Ubicada en el oeste de la ciudad de Neuquén, la escuela Nuestra Señora de La Guardia inauguró su panadería y recibió elogios del gobernador Omar Gutiérrez, quien compartió el acto con la comunidad educativa.
panaderia

El gobernador de Neuquén, Omar Gutiérrez, participó este jueves del acto de inauguración de la panadería de la escuela Nuestra Señora de La Guardia, ubicada en el oeste de la capital provincial, la cual beneficiará a 298 estudiantes y sus familias, además de los docentes de la institución.

El mandatario provincial felicitó a los estudiantes y docentes de la escuela porque “reflejan el ejemplo de lo que deben ser las organizaciones, esta es una organización que generan trabajo”, tras señalar que “a partir de una necesidad se llevó adelante un proceso positivo de fortalecimiento del trabajo institucional compartiendo los valores del esfuerzo y el trabajo mancomunado”.

En tanto, el director de la escuela Nuestra Señora de La Guardia, Federico Nantes, contó que “un grupo de alumnas de quinto año vio que la escuela necesitaba recursos y, pensado en una solución, dijeron: ¿y si creamos una panadería que produzca el pan que consumimos, así no hay que comprarlo afuera?, ¿y si después podemos vender el pan a otras escuelas y a la comunidad?’; y así le dieron forma al proyecto”.

Nantes destacó que al igual que la panadería, “esta escuela nació a partir de una necesidad muy concreta del oeste profundo de la ciudad, donde se percibía que faltaban oportunidades educativas”, y concluyó “necesidades tenemos, pero logros también”.

La panadería escolar, que se comenzó a proyectar en 2016 y se inauguró hoy, beneficiará a 298 estudiantes y sus familias, además de los docentes de la escuela.

Desde la escuela participaron en los concursos impulsados por el Gobierno provincial y resultaron beneficiados en dos oportunidades, lo que les permitió avanzar con las reformas edilicias para acondicionar el espacio y para la compra de equipamiento.

En tanto, durante la Pandemia, Cáritas del Obispado de Neuquén gestionó el aporte de fondos para equiparla y dotarla de gas y agua; mientras que Educación colaboró con el mobiliario para insumos y utensilios y Pluspetrol colaboró con los talleres.

Te puede interesar