Acusado por desobediencia a una orden judicial, seguirá detenido

Solicitaron que se prorrogue la prisión preventiva que viene cumpliendo un hombre, acusado por desobedecer una orden judicial en el marco de un caso de violencia de género. 
Poder judicial Nqn

En una audiencia de modificación de medidas cautelares realizada este jueves, la asistente letrada de la fiscalía Analía García, solicitó que se prorrogue la prisión preventiva que E.R.A.N.M, viene cumpliendo. El hombre, se encuentra acusado por desobedecer una orden judicial en el marco de un caso de violencia de género. 

Durante la audiencia, Garcia explicó que en abril de este año el imputado fue condenado a 6 meses de prisión de cumplimiento condicional por el delito de amenazas, en concurso ideal con desobediencia a una orden judicial y que la condena incluía el cumplimiento de una serie de reglas de conductas, entre ellas no acercarse a la víctima. Luego, el 3 de junio de este año se le formularon cargos por el delito de desobediencia a una orden judicial, por incumplir una de esas reglas al acercarse a la víctima. Y finalmente que desde esa audiencia, E.R.A.N.M, quedó detenido con prisión preventiva por un mes.   

En este sentido y teniendo en cuenta que la medida se encuentra próxima a vencer, la asistente letrada de la fiscalía solicitó la extensión de la prisión preventiva por un mes más y sostuvo que, en caso de prosperar un juicio por este nuevo hecho, no sería su primera condena, es decir que si se le impone pena, sería de cumplimiento efectivo.  

La representante del Ministerio Público Fiscal hizo hincapié en el desinterés e incumplimiento tanto de las medidas del fuero de familia, como de las reglas de conductas impuestas en el fuero penal. Medidas de las que fue notificado el 21 de mayo de este año.

García remarcó que “las medidas cautelares fueron incumplidas, al punto de su detención y la colocación de un dispositivo dual que permite monitorear la ubicación de la víctima y del imputado y previo a que se produzca un encuentro” y finalmente expresó que “no hay otra medida que garantiza que no vuelvan a suceder estos hechos”.

Luego de escuchar a las partes el juez de garantías a cargo de la audiencia dispuso la prórroga de medida pero en modalidad de cumplimiento domiciliaria y por el término de un mes, con la condición de verificar el correcto funcionamiento de la pulsera electrónica. De no ser así, el imputado quedaría detenido con prisión preventiva por 15 días. Además, el magistrado impuso rondines policiales sorpresivos.

El caso

De acuerdo a la investigación que realiza el Ministerio Público Fiscal, el 2 de junio de 2022 entre las 7:20 y las 8:53 el acusado, que tiene una tobillera electrónica, se acercó a menos de quinientos metros hasta el lugar en el que se encontraba su expareja. Pese a que fue informado de manera reiterada por el Centro de Operaciones Policiales, que debía alejarse de la zona, por ser una zona de exclusión y de que estaba violando de esta manera las medidas cautelares vigentes tanto en el Juzgado de Familia como las reglas de conducta, en las que se le prohíbe acercarse a la víctima.

Te puede interesar