Ratifican pena de prisión perpetua por el homicidio de Roque Mora

Ratifican sentencia y la pena impuesta a Sara Miranda, quien fue declarada culpable por golpear, robar y asesinar a Roque Mora en la ciudad de Plottier. 
Hospital de Plottier

Por pedido del fiscal jefe Juan Agustín García, un Tribunal de Impugnación (T. I) ratificó la sentencia y la pena impuesta a Sara Miranda, quien fue declarada culpable por golpear, robar y asesinar a Roque Mora en la ciudad de Plottier. 

A través de una sentencia emitida ayer por unanimidad, el T. I respaldó el planteo del fiscal jefe quien había pedido que se rechace los argumentos de las abogadas defensoras Celina Fernández y Jorgelina Montero. 

De este modo, fue confirmada la pena de prisión perpetua que se le impuso a Miranda por los delitos de homicidio doblemente agravado por haber sido cometido con ensañamiento (artículo 80, inciso 2, del Código Penal) y para procurar su impunidad —criminis causa— (artículo 80, inciso 7, del Código Penal), y culpable del delito de robo calificado por el uso de arma (artículo 166, inciso 2, primer párrafo del Código Penal). 

La mujer fue juzgada por un jurado popular en octubre del año pasado. Los y las integrantes del tribunal popular la declararon culpable por mayoría: 10 votos sobre 12 por el homicidio doblemente agravado; y 8 sobre 12 por el robo calificado 

Con el veredicto, el jurado confirmó la teoría del caso que presentó el fiscal jefe: el hecho ocurrió el 10 de julio de 2020. Sara Miranda fue hacia la casa de Mora, de 73 años, aproximadamente a las 18:20 y comenzó a merodear el inmueble. Se fue cuando llegó la hija de la víctima, pero cuando se retiró, ella ingresó al domicilio cerca de las 18:35 y se quedó unos minutos. Cuando entró otra señora, una amiga de Mora, se fue una vez más. Pasó el tiempo y la acusada no se alejó del lugar. A las 19:50 volvió a ingresar y se retiró a las 21:30. En ese lapso, en el interior de la vivienda, le exigió a Mora que le entregara dinero, lo golpeó y luego lo mató para encubrir el robo de aproximadamente 50 mil pesos en efectivo. Lo golpeó salvajemente con elementos contundentes y cortantes. Y le provocó fracturas en los dedos, lesiones en la cara, brazos y tórax, entre otras heridas que se constataron. 

La situación se extendió hasta que Roque Mora cedió y le dijo que tenía el dinero en un patio interno de la vivienda, según relató el fiscal jefe. Una vez que consiguió el dinero, la acusada lo apuñaló, con heridas ya penetrantes, y le lesionó el pulmón y los intestinos, lo que provocó un shock hipovolémico que le causó la muerte. 

El T. I estuvo integrado por los jueces Luis Giorgetti y Maximiliano Bagnat, y la jueza Laura Barbé. Resolvieron “confirmar las sentencias de responsabilidad y de pena, de las que surge la declaración de responsabilidad de Sara Miranda”. Además, impusieron costas a la imputada porque “la defensa no ha peticionado que sean soportadas en el orden causado”. 

Los cuestionamientos a las sentencias, y que fueron rechazados, giraron en torno a decisiones tomadas en la etapa de control de acusación del caso; respecto a los agravantes de la calificación por ensañamiento y criminis causa; violación de garantías constitucionales; y en torno a los votos del veredicto.

Te puede interesar