Formulan cargos por homicidio y el imputado queda detenido

Acusaron a un hombre por incumplir una restricción de acercamiento dictada por un juez de familia, irrumpir en la casa de su ex pareja y matar a un hombre que estaba en el lugar. 
Poder judicial Nqn

La fiscal del caso Eugenia Titanti, junto al asistente letrado Bruno Micciulo, formularon cargos este miércoles contra un hombre, A.D.G, por incumplir una restricción de acercamiento dictada por un juez de familia, irrumpir en la casa de su ex pareja y matar a un hombre que estaba en el lugar. 

Además, la fiscal solicitó la imposición de 8 meses de prisión preventiva y logró el aval del juez de garantías que dirigió la audiencia, tras hacer lugar a la formulación de cargos, accedió. 

Los hechos ocurrieron el 18 de octubre, cuando aproximadamente a las 13:20, A.D.G se presentó en la casa de su ex pareja. Si bien están separados hace 8 meses, tienen una hija de 9 meses y mantuvieron la relación por 5 años. 

La fiscal dio cuenta de un historial de denuncias por hechos de violencia tramitadas en el fuero de Familia y por las que regía una prohibición de acercamiento a menos de 200 metros. “Pese a esto, el imputado fue a la casa, violentó la puerta y con un cuchillo de grandes dimensiones comenzó a agredir a quienes estaban allí”, remarcó Titanti al momento de presentar la teoría del caso. “Allí agredió a Cristian Flores, que estaba junto a una mujer en el living”, agregó. La mujer que estaba con Flores es hermana del imputado, quien luego de apuñalar a su cuñado se dirigió a la habitación, en donde estaban su ex pareja junto a un hombre y su hija, a quienes amenazó antes de escapar de lugar a bordo de la bicicleta en la que había llegado. En tanto, Flores logró salir a la calle, pero luego murió producto de la herida. Más tarde, esa misma noche, el acusado envió mensajes amenazantes a su ex pareja, afirmó la fiscal, “jactándose de lo que había hecho”. 

De manera provisoria, Titanti calificó lo ocurrido en los delitos de homicidio simple, en concurso real con amenazas simples y desobediencia de orden judicial. 

Finalmente, solicitó la imposición de 8 meses de prisión preventiva, el doble del plazo que pidió para desarrollar la investigación. Argumentó que existen los peligros de no sometimiento al proceso, de fuga y de entorpecimiento de la investigación, además de la necesidad de proteger a todas las personas que sufrieron el ataque y a eventuales testigos. Incluso destacó que A.D.G posee un antecedente de condena de prisión condicional, y que no ha respetado órdenes judiciales, como puede ser una restricción de acercamiento. De hecho, al momento del homicidio tenía vigente una orden del juzgado de Familia I que le impedía acercarse a la vivienda de su ex pareja. 

La defensa no objetó la formulación de cargos y tampoco la prisión preventiva, aunque pidió que se impusiera por un plazo de 6 meses. 

Tras escuchar a las partes, el juez de garantías Lucas Yancarelli hizo lugar a las solicitudes de la fiscalía en todos sus términos y ordenó la medida cautelar.

Te puede interesar