Dos hombres irán a juicio por estafas con la venta de autos

Locales 28 de noviembre de 2020
Por la venta de vehículos que luego no fueron entregados, el fiscal del caso Marcelo Jara solicitó que dos hombres sean juzgados por el delito de estafa
Ministerio

Los imputados son E.E y N.E, a quienes el representante del Ministerio Público Fiscal les atribuyó haber realizado publicaciones de venta en redes sociales para captar a sus víctimas. 

Según la teoría de la fiscalía, en los tres casos denunciados y con distinta participación de los acusados, la maniobra fue similar: se promocionó un vehículo en un sitio web de compra-venta, ante el llamado de potenciales compradores se brindaron nombres falsos para, luego de generar confianza, avanzar en las operaciones hasta incluso dirigirse al Registro del Automotor, donde se concretarían las transferencias. Sin embargo, en ese momento siempre surgió un supuesto inconveniente: faltante de formularios, sistemas caídos u otras excusas para posponer la entrega del vehículo, algo que luego no se concretaría. 

En los tres casos que se debatirán en juicio, las operaciones comprendían la venta de un Peugeot 206, una VW Saveiro y una Ford Ecosport. 

Por el Peugeot, la víctima entregó  a E.E la suma de 40 mil pesos como primer pago y 2 mil extras en concepto de gastos. Al llegar al Registro del Automotor, el acusado recibió un llamado de parte de N.E. indicando que el sitio de Internet de la AFIP no funcionaba y que por esa razón no se podría realizar el formulario Ceta. Por ese motivo pospusieron la entrega del auto por 72 horas y desde ese momento la víctima nunca logró recuperar el dinero y acceder al bien adquirido. 

En el segundo hecho, la víctima se contactó con E.E a partir de una publicación en la red social Facebook por la compra de una VW Saveiro. Luego de intercambiar mensajes, el comprado viajó desde Ingeniero Huergo para concretar la operación. Entregó 120 mil pesos, pero en ese momento E.E le indicó que había un problema con la transferencia, por lo que debían posponer la entrega del vehículo. Como contrapartida, firmó un pagaré al comprador, pero nunca devolvió el dinero ni entregó la camioneta, actualmente secuestrada en la provincia de Mendoza. 

En el tercer hecho se reitera el sistema de publicar un auto en una red social: la víctima se contactó y se trasladó desde Centenario para concretar la operación. En este caso, el encargado de la venta se presentó como “Franco”, pero luego fue identificado como N.E. Del mismo modo que en los otros casos, se generó confianza, se logró la entrega de dinero por parte de la víctima (2700 dólares) pero luego, ante un supuesto inconveniente con la tramitación de la transferencia, se pospuso la entrega del vehículo.

E.E fue acusado por el delito de estafa, tres hechos (dos como autor y uno como coautor) en concurso real (artículos 45, 56 y 172 del Código Penal); mientras que N.E fue acusado también por estafa (un hecho) en carácter de coautor (artículos 45 y 172 del Código Penal).

Tras escuchar a las partes y sin objeciones por parte de la defensa, el juez de garantías determinó que los hechos se debatirán en juicio ante un tribunal unipersonal.

Te puede interesar