Imponen cuatro años y seis meses de prisión por robos reiterados

Locales 11 de diciembre de 2020
Se trata de Marcos Benjamín Orrego, quien tenía una condena en suspenso y era investigado por dos robos calificados ocurridos en la ciudad Neuquén.
Fiscalia de Neuquén

Mediante un acuerdo impulsado por el asistente letrado Gastón Medina y que contó con el aval de la defensa del imputado, un hombre fue condenado a cuatro años y seis meses de prisión de efectivo cumplimiento por distintos hechos de robo. 

Se trata de Marcos Benjamín Orrego, quien tenía una condena en suspenso y era investigado por dos robos calificados ocurridos en la ciudad Neuquén. 

Durante la audiencia desarrollada este jueves, el representante del Ministerio Público Fiscal explicó a la jueza los términos del el acuerdo. Detalló que Orrego estaba acusado en dos hechos y que la fiscalía iba a solicitar 3 años de prisión efectiva, pero en septiembre de 2019 había sido condenado, por otros hechos de robo, a una pena en suspenso de dos años y seis meses, impulsó un acuerdo con la defensa y se resolvió aplicar una pena única de cuatro años y seis meses de prisión. 

El representante del Ministerio Público Fiscal indicó que para solicitar la pena se tuvo en cuenta que no existió un despliegue de violencia física, más allá del robo por estas características; la edad del imputado y la aceptación de responsabilidad. 

La jueza de garantías a cargo de la audiencia homologó el acuerdo y declaró al imputado penalmente responsable por dos hechos de robo doblemente calificado (el uso de arma de fuego cuya aptitud para el disparo no pudo ser acreditada y por haberse cometido en poblado y en banda), en concurso real, en calidad coautor (artículos 166 inciso segundo último párrafo, 167 inciso b, 55 y 45 del Código Penal). Tras definir la responsabilidad, impuso la pena acordada, es decir que Orrego deberá cumplir la pena efectiva de cuatro años y seis meses de prisión. 

Reseña 

La teoría del caso que logró acreditar el Ministerio Público Fiscal es que el primer hecho ocurrió el 27 de junio de 2020 a las 3:45, en un barrio de la ciudad de Neuquén. El imputado se presentó en el ingreso de un salón barrial y comenzó a golpear la puerta con la excusa de ingresar al baño. Ante la insistencia, la víctima, que se encontraba vigilando el lugar, abrió la puerta para pedirle que se retire, pero Orrego le exhibió un arma de fuego y se produjo un forcejeo entre ambos. En ese contexto aparecieron otras dos personas y obligaron a ese y a otro vigilador del salón a que se arrojaran al piso.  Luego robaron una mochila con documentación, tarjetas de crédito y débito,  prendas de vestir, un celular, un televisor, una motocicleta y se dieron a la fuga. 

El segundo hecho ocurrió el 9 de mayo de 2020 a las 20:00. El imputado solicitó una vianda por teléfono. Cuando la víctima llegó en vehículo para entregar el pedido, se acercó el imputado y lo apuntó con un arma de fuego, mientras otros dos sujetos comenzaron a agredirlo con golpes de puño para que entregue sus pertenencias. Luego aparecieron dos personas más que bajaron de un vehículo y uno de ellos hirió a la víctima con un arma blanca. Posteriormente, el imputado junto a otros dos hombres se subieron al auto de la víctima y se lo llevaron.

La condena en suspenso impuesta en septiembre del 2019 fue por hechos de robo simple en grado de tentativa, resistencia a la autoridad en concurso real con encubrimiento. Robo calificado por ser en poblado y en banda en grado de tentativa, robo simple y robo simple todo en concurso real.

Te puede interesar