En un emotivo acto, Gaido reconoció la trayectoria del Kiosco Alvear y sus 53 años de actividad en la ciudad

Locales 17 de diciembre de 2020
El intendente Mariano Gaido descubrió esta mañana una placa en el kiosco Alvear, ubicado sobre el bulevar del mismo nombre, en reconocimiento a sus 53 años de historia y actividad comercial en esta capital.
Gaido kiosco

“El objetivo principal de colocar una placa es que los y las vecinas de la ciudad reconozcan cuales son los comerciantes que vienen trabajando desde hace tantos años en nuestra ciudad acompañando el desarrollo y el bienestar de la ciudadanía”, aseguró el Coordinador de Promoción de Actividades Públicas y Relaciones Institucionales, Gerardo Gutiérrez.

Esta iniciativa de reconocer a los comercios de más de 50 años en la ciudad, «surgió por pedido del intendente Mariano Gaido y fue el resultado de un trabajo articulado entre distintas áreas del municipio para la redacción de una ordenanza que así lo estipulara y que fue aprobada por el Concejo Deliberante”, agregó Gutiérrez.

“¿Quién no ha pasado a comprar algo por el kiosco Alvear alguna vez ?“, se preguntó el funcionario tras lo cual reflexionó que “son generaciones tras generaciones que hemos transitado por esta ciudad y siempre, el kiosco Alvear, es uno de esos comercios que nos identifica a los y las neuquinas”.

La propietaria Dina Manestar Arcas contó que “el 15 de noviembre el kiosco cumplió 53 años. Estamos desde el año 1967. Antiguamente el local estaba hecho de chapa y atravesaba la Diagonal Alvear, y después tras una disposición del municipio se hizo de material” recordó.

Manestar, y sus hijos Darío y Gastón Arcas, están al mando del mostrador del kiosco, “aunque al inicio estuvo el abuelo y luego el papá de los chicos Tito Arcas” recordó emocionada Dina.

Dina contó a raíz de la pandemia, “se notó la disminución en general en las ventas”, lo cual adujo a que “la gente está muy asustada y no sale. La poca que sale está incómoda entonces tampoco espera mucho para ser atendida y poder concretar la compra. Si vienen y podemos atenderlos rápido compran sino se van”, explicó.

“Lo bueno que tiene el negocio es que logramos seguir adelante y que hoy vienen a comprar los nietos de mis clientes de hace años”, relató Dina. Por último aseguró entre lágrimas. Que “este reconocimiento significa mucho”.

El kiosco Alvear está ubicado pocos metros del monumento a San Martín, es un paso obligado por políticos, policías, docentes, estudiantes, músicos, taxistas y cientos de vecinos de la ciudad.

En un comienzo fue el abuelo, luego los padres y ahora también los hijos. Toda una familia dedicada por cinco décadas a atender este comercio.

Te puede interesar