Compraron ascensores para el hospital Castro Rendón

Locales 16 de agosto de 2019
Se trata de tres nuevas unidades que demandaron una inversión de 5,3 millones de pesos. La obra se encuentra en proyecto de remodelación y prevé el reemplazo de los cinco ascensores del nosocomio.
Hospital

El hospital Castro Rendón adquirió con fondos provinciales tres ascensores, con una inversión total de 5,3 millones de pesos. Las unidades permitirán reemplazar en una primera etapa tres de los cinco ascensores del monoblock principal del nosocomio. La obra se encuentra en proyecto de remodelación y prevé el reemplazo de los cinco ascensores.

Los elevadores son de utilidad para trasladar camillas, incubadoras, equipos médicos, personal del hospital, pacientes y familiares. Son de uso público y transportan hacia los sectores de internación, quirófano y terapia.

Adrián Lammel, director del hospital, comentó que “los ascensores que tenemos ya han cumplido su tiempo de uso y tienen un alto costo de mantenimiento diario, esto se debe a  que manejamos un alto volumen de pacientes y público”, y agregó que “la idea es con los nuevos ascensores separar el traslado exclusivo de pacientes y otro para uso de personal de visita o familiares”.

“En esta primera etapa vamos a reemplazar tres ascensores, esto implica cabinas, puertas, frentes, motores, tensores, frenos, tableros, contrapeso y sala de máquina, se acondiciona todo” dijo Lammel y explicó que “se extrae lo viejo, que ya tiene unos 25 años de uso y se coloca todo nuevo, de última tecnología y de alta velocidad”.

Dos de los ascensores adquiridos tienen capacidad de carga de 300 kilos cada uno y el restante soporta 750 kilos.

La licitación la ganó una empresa de Buenos Aires, que será la encargada de la instalación, el mantenimiento, la creación de las cabinas con todo el material, el transporte y la provisión de los tres ascensores.

La empresa procederá al desmonte completo de los ascensores y comenzará a trabajar por los dos primeros que se encuentran ingresando al hospital por calle Buenos Aires, “son los que reciben mayor afluencia de gente, tanto externa del hospital como los camilleros”, señaló el director e informó que “luego se va a reemplazar otro, que es uno de los tres que se encuentran a la salida del quirófano, todo esto lo haremos con una coordinación y logística para afectar lo menos posible al paciente y al personal del hospital”.

Lammel adelantó que se comprará otro ascensor de mayor tamaño que los actuales, “para reemplazar las dos cabinas restantes que quedaron fuera de esta compra que se hizo, lo que vamos a hacer es con este ascensor que tendrá una capacidad de carga de unos dos mil kilos, reemplazar a dos ascensores tradicionales que tienen capacidad de carga de unos 300 kilos cada uno”.

La instalación de los tres ascensores

Para instalar estos primeros ascensores la empresa cuenta con 120 días hábiles. El contratista una vez que desmonta los equipos anteriores brinda un informe y realiza una consulta al hospital para saber qué se hará con el equipamiento que está en condiciones de ser reutilizado.

Por su parte, el director asociado de Administración del hospital, César Zancarini, comentó que “los nuevos ascensores vienen con tecnología distinta, los que tenemos ahora cuentan con motores de corriente alterna, con escobilla, con desgaste y mantenimiento que hay que hacerle”, y agregó que “lo que viene ahora es con imán permanente, otra tecnología muy distinta que casi no requiere mantenimiento”.

“Estos ascensores que se van a instalar son eficientes, mucho menos ruidosos en cuanto a los motores, las cabinas totalmente nuevas de acero inoxidable, con botoneras anti pánico, indicadores visuales tanto en los pisos como adentro de los ascensores, indicadores auditivos para que en caso de que haya una persona invidente pueda saber en qué piso está, braille en la botonera y las cabinas son un poco más grandes”, informó Zancarini.

Te puede interesar