Un observatorio robótico, vigilancia de sismos y una jefa de base, en el Plan Anual Antártico

Durante el acto de presentación, el ministro de Defensa Jorge Taiana ratificó la "creciente importancia que el trabajo en el sector antártico tiene para el Estado argentino" y el canciller Santiago Cafiero detalló que esta hoja de ruta fue elaborada en forma cooperativa con quienes están en el territorio.
plan antártico

La instalación de un observatorio robótico, de una red de vigilancia sismológica y vulcanológica en la Isla Decepción y de tres nuevos laboratorios, la puesta a punto de la estación terrena satelital y la designación de una mujer por primera vez en la historia al frente de un base, son algunas de las novedades del Plan Anual Antártico (PAA) 2022-2023 presentado ayer en Cancillería.

"Hoy presentamos esta hoja de ruta para el período 2022-2023 que fue elaborado en forma cooperativa entre todos los sectores pero fundamentalmente con quienes están en el territorio", indicó al comenzar el acto de presentación el canciller Santiago Cafiero.

En tanto que el ministro de Defensa Jorge Taiana ratificó la "creciente importancia que el trabajo en el sector antártico tiene para el Estado argentino" y como prueba de esto mencionó la ya anunciada instalación de tres nuevos laboratorios así como la transición de la base Petrel de base temporaria a base permanente.

"La Base Petrel se incendió en 1977 y desde entonces hasta el año pasado no se había realizado ninguna tarea que planteara su recuperación, siendo que tiene un lugar estratégico como puerta de entrada al continente por sus posibilidades de muelle, de aeropuerto. La recuperación de Petrel forma parte del fortalecimiento de toda la actividad antártica, es un buen ejemplo de la dirección hacia la que estamos yendo", expresó el Ministro.

Argentina cuenta con trece bases instaladas en el continente blanco: hasta el momento seis eran permanente (Orcadas, Carlini, Esperanza, San Martín, Marambio y Belgrano II) y siete era temporarias (Melchior, Decepción, Cámara, Primavera, Petrel y Matienzo).

Cuando se complete la transición de Petrel la mayoría de las bases serán permanente.

"Hay una decisión en la Argentina, en la sociedad argentina y en el gobierno argentino de fortalecer el concepto de la Argentina bicontinental. El interés antártico crece en distintos sectores de la sociedad, se ve no sólo en la problemática ambiental, sino también en la idea de que el rol de la Argentina en este siglo es mirar hacia el mar, mirar hacia las islas y mirar hacia la presencia antártica. Por eso creo que la campaña de este año es especial", dijo Taiana.

En el terreno de la ciencia y técnica el Plan Anual Antártico 2022-2023 está compuesto por 56 proyectos que reúnen a 115 grupos de investigación científica sobre cambio climático, biodiversidad, sismología, actividad de volcanes submarinos o efectos causados por contaminantes y contiene todas las actividades que el Programa planea llevar a cabo entre el 1 de noviembre de 2022 y el 31 de octubre de 2023.

Además existen otros tres ejes con tareas de gestión ambiental, ejecutadas por la Dirección Nacional del Antártico (DNA) en su calidad de Autoridad de Aplicación en nuestro país del Protocolo al Tratado Antártico sobre Protección del Medio Ambiente (conocido como Protocolo de Madrid); de apoyo logístico, desarrolladas por el Cocoantar; y de servicios, que incluye las tareas en materia de servicios meteorológico, hidrográfico y cartográfico, llevados a cabo por el Servicio Meteorológico Nacional y el Servicio de Hidrografía Naval.

En su presentación, la directora Nacional del Antártico (DNA), Patricia Ortúzar, ponderó el trabajo sinérgico entre los diferentes ministerios e institutos del Estado y destacó cinco trabajos del nuevo Plan: primero, la construcción del Observatorio Robótico y segundo, la instalación terrena satelital, ambas en la Base Belgrano II.

En tercer lugar Ortúzar mencionó la creación de la red de vigilancia sísmica y volcánica en la Isla Decepción, y en cuarto lugar, la instalación de tres laboratorios financiados por el programa Construir Ciencia del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Nación en las bases Esperanza, San Martín y Orcadas; y por último destacó el trabajo de monitoreo biológico de diferentes especies que se realiza el todo el territorio.

También se resaltó la construcción de dos refugios multidisciplinarios.

Otra de las novedades de esta campaña fue la designación de la Mayor Vanesa Pía como jefa de la Base Carlini, quien se desempeñará en ese rol hasta diciembre de 2023 y constituye la primera vez en la historia en la que una base cuenta con una mujer al frente.

Por su parte, el secretario de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur, Guillermo Carmona destacó el cumplimiento de la campaña pasada y del nuevo programa e instó a ir "más allá de los planes anuales, y establecer una estrategia a mediano y largo plazo que contemple 15 o 20 años".

"Argentina no sólo tiene que ser pionera, como de hecho lo es, sino que tiene que ser vanguardia en la Antártida", expresó.

Por su parte, el Comandante Conjunto Antártico, General de Brigada Edgar Calandín, brindó detalles de las fechas estimadas, cuyo momento más icónico es la partida del rompehielo Irízar el 15 de enero desde el puerto de Buenos Aires.

Del acto también participaron el vicecanciller Pablo Tettamanti; el subsecretario de Política Exterior, Claudio Rozencwaig; el director del IAA, Walter Mac Cormack; el secretario de Estrategia y Asuntos Militares, Sergio Rossi y el secretario de Asuntos Internacionales para la Defensa, Francisco Cafiero, entre otras autoridades.

Te puede interesar