Inauguraron el nuevo hogar de ancianos de las Hermanitas de los Pobres

El nuevo edificio está a pocos metros de las anteriores instalaciones. Permitirá contar con más espacio y brindar más confort a los residentes. Autoridades provinciales, municipales y eclesiásticas acompañaron a las Hermanas en la ceremonia inaugural.

Locales
Residencia Hermanitas de los pobres

Este sábado se concretó un sueño por el cual muchas personas y organismos trabajaron codo a codo: Fue inaugurado el nuevo edificio del Hogar de Ancianos de las Hermanitas de los Pobres en Chocón 1920 del barrio Confluencia de la ciudad de Neuquén.

Las máximas autoridades provinciales, municipales y eclesiásticas asistieron al acto y acompañaron a las Hermanas en el inicio de un nuevo capítulo en su historia con Neuquén, una historia que comenzó hace 57 años cuando llegaron a la provincia de la mano del primer obispo, Don Jaime de Nevares, para fundar un hogar que contuviera a los más necesitados.

«Llegó el día. Es un ejemplo de cómo se concretan los objetivos cuando la fe en Dios y confiando en la gente se logran las cosas», afirmó el gobernador Omar Gutiérrez previo al corte de cintas. Agradeció a las personas y a las instituciones que contribuyeron para que este nuevo hogar sea una realidad y destacó el esfuerzo de todos los que se vieron involucrados en el proyecto. Tuvo palabras de afecto para las Hermanas que llevan a cabo la noble tarea de cuidar de los residentes y reiteró el compromiso de seguir apoyando esta iniciativa.

Por su parte el intendente Mariano Gaido felicitó a las Hermanas por el esfuerzo que hacen día a día para darles un hogar a quienes residen en el lugar e hizo extensivas sus palabras «al resto del equipo que las acompaña y trabaja con ustedes».

La Madre Provincial María Fabiola, quien está a cargo de los hogares que tienen las Hermanitas de los Pobres en Perú, Chile y Argentina, recordó que el anterior obispo del Neuquén, Monseñor Virginio Bressaneli, participó de la colocación de la piedra fundamental de esta obra y hoy se sumó a la inauguración. Agradeció a Dios por haberlas guiado a lo largo de estos años para cumplir este logro y mencionó especialmente el objetivo que las motiva cada día: brindarles a los mayores un hogar, con armonía y paz.

Antes de cortar las cintas, la banda de la Policía recibió a los invitados y tocó las estrofas del Himno Nacional Argentino. Marité y Traful Berbel entonaron el himno de la Provincia. Hermanitas y residentes del Hogar fueron los encargados de izar las banderas Nacional, Provincial, de la Ciudad y del Vaticano.

La Madre Beatriz y la Madre María Fabiola recibieron la bandera de la ciudad y el escudo de la Provincia de manos del intendente y el gobernador, respectivamente, para que estén presentes en las nuevas instalaciones del Hogar.

El obispo de la Diócesis de Neuquén, Monseñor Fernando Croxatto bendijo el lugar «para que sea testimonio del amor fraternal» de quienes vivirán en él.

Tras cortar las cintas y recorrer parte de las instalaciones, las autoridades e invitados asistieron a una misa.

Te puede interesar
Lo más visto