El costo de la canasta básica alimentaria subió 9% en febrero

Una familia tipo integrada por dos adultos y dos menores, necesitó percibir ingresos por $ 37.413 para adquirir la cantidad mínima de alimentos y no caer en la indigencia. En los últimos 12 meses, la medición acumuló un incremento de 52,2% y la canasta básica total 44,5%.
Canasta basica alimentaria

El costo de la canasta básica alimentaria subió 9% durante febrero, por lo que una familia tipo integrada por dos adultos y dos menores necesitó percibir ingresos por $ 37.413 para adquirir la cantidad mínima de alimentos y no caer en la indigencia, informó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

Por su parte, la canasta básica total (CBT) aumentó 6,6% durante febrero, por lo cual esa misma familia tipo requirió percibir ingresos por $ 83.807 para no caer debajo de la línea de la pobreza.

De esta forma, en el primer bimestre del año la canasta básica alimentaria acumula un incremento de 13,5%; mientras que la canasta básica total marca una suba de 10,1% en el mismo período.

Los datos de febrero

En febrero, la inflación general registró un incremento de 4,7%. En ese mes la división Alimentos y bebidas no alcohólicas fue la de mayor aumento a nivel nacional, con un incremento de 7,5%, con lo que este rubro aportó más de 2 puntos porcentuales a la suba del Nivel general.

A esto se sumo el ítem Transporte, con un aumento de 4,9%, impulsado principalmente por la suba del 9% de los combustibles; y en tercer lugar se ubicó Equipamiento y mantenimiento del hogar, con el 4,4%.

En los últimos 12 meses, la canasta básica alimentaria acumuló un incremento de 52,2% y la canasta básica total 44,5%.

La canasta alimentaria que releva el Indec está compuesta por determinados productos como pan, galletitas de agua, arroz, harina de trigo, fideos, papa, azúcar, hortalizas (cebolla, lechuga, tomate perita), frutas (manzana, mandarina, naranja, bananas), carnes (asado, carnaza común, paleta, carne picada), huevos, leche y yerba mate, entre otros.

En febrero, la docena de huevos subió 22%; la leche en polvo entera, 15,8%; la cebolla, 30%, el kilo de lechuga, 72%; la papa, 16,3%; el pan francés, 7,6%; el kilo de carne picada común, 11.7%; la paleta, 7,8%; el filet de merluza, 8,3%; y el kilo de azúcar, 6,4%, según el relevamiento realizado por el Indec para elaborar el índice de precios al consumidor.

Las medidas que prepara el Gobierno

En su habitual conferencia de prensa de los jueves en la Casa Rosada, la portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerruti, dijo que "el Gobierno está comprometido en llevar adelante políticas y medidas que permitan garantizar (que no suban) los precios de los alimentos".

En ese marco, confirmó que en los próximos días se darán a conocer "una serie de medidas" con el objetivo de frenar la inflación, en especial la suba que registran los precios de los alimentos.

La funcionaria dijo que se está librando una "guerra" contra la suba de precios, que ya era alta en 2019, durante la administración macrista, y se agravó como consecuencia de la pandemia de coronavirus y la guerra entre Rusia y Ucrania, aseguró.

Otro dato que puede dar más precisiones se conocerá el miércoles 30 de marzo, cuando el Indec dé a conocer la medición sobre pobreza e indigencia del segundo semestre del año pasado.

En el relevamiento del primer semestre del 2021, el organismo registró que el 40,6 % de la población se encontraba por debajo de la línea de la pobreza, contra 40,9% de igual período del 2020.

Dentro de esta mediación de la pobreza, el 10,7% eran indigentes frente al 10,5 % del primer semestre de 2020.

Estos niveles registrados en el primer semestre del año pasado estuvieron incluso por debajo del segundo semestre del 2020, cuando el nivel de pobreza alcanzaba al 42% de la población, mientras que el de indigencia era de 10,5 %.

Con una población estimada en 45,8 millones de habitantes, se encontrarían en situación de pobreza 18,5 millones de habitantes, de los cuales 4,5 millones de personas estarían en situación de indigencia.

La medición que realiza el Indec sobre la pobreza e indigencia es una comparación de los bienes y servicios requeridos -medidos a través de la canasta básica alimentaria y la canasta básica total- contra los ingresos que perciben en cada sector de la población tomada como muestra.

Hasta diciembre, último registro tomado por el Indec, el Índice de Salarios marcó un incremento de 53,4% respecto a doces meses atrás; mientras que en ese período el costo de la canasta alimentaria (CBA) subió 45,3% y la canasta básica total 40,5%.

Te puede interesar