La Fiesta de la Confluencia que cerró con más de 230 mil espectadores en sus tres noches

“La edición especial de la Fiesta de la Confluencia llegó para quedarse”, aseguró el intendente Gaido.
MG

Con rock nacional, del bueno, cerró la edición especial de la Fiesta de la Confluencia que en sus tres noches fue vivida al máximo por más de 230 mil espectadores que dieron un espaldarazo rotundo a este evento que regresará en febrero próximo con formato de seis días con músicos y cantantes nacionales y de la región.

El éxito se refleja en un público ávido por ver buenos espectáculos que acudió masivamente, el primer día hubo 65 mil almas, el segundo 85 mil y anoche fue un número similar.

A diferencia de todos los eventos anteriores realizados en la Isla 132, esta edición especial se llevó a cabo en el Parque Central, a pasos de la Avenida Olascoaga, lo cual pareció acertado a la luz de la convocatoria que tuvo aun cuando las noches se pusieron frescas.

La banda marplatense La Rustica Rock interpretó temas fuertes y potentes que pusieron en alto el clima de fiesta. La rompió. Luego subió al escenario Tito Gutiérrez 5 con un show de sello propio en el que instrumentos andinos,  eléctricos y tradicionales se funden con sonidos de sintetizadores. Resultado: géneros folclóricos de América Latina y América del Sur, rock, pop y música incidental armonizados como por arte de magia.

Con una ovación fue recibido el cantautor Miguel Mateos, por algo es ícono del rock nacional. Interpretó lo mejor de su obra y hits que fueron acompañados por los espectadores. Lo amaron.

“Esta edición especial de la Fiesta de la Confluencia llegó para quedarse, viene a acompañar el aniversario de la ciudad y el inicio de la Feria Internacional del Libro que se realizará desde el 15  al 25 de septiembre”, sostuvo el intendente Mariano Gaido presente en el cierre.

Afirmó que fue un evento masivo que colmó las expectativas “con la presencia de más de 200 mil personas que  circularon, transitaron y vinieron a disfrutar de los espectáculos”.

En este sentido, Gaido destacó que significó la oportunidad de un desarrollo económico y “de que tantos comerciantes, como el kiosquero o el almacenero pudieron trabajar más y también para los artistas neuquinos que prestaron su arte a todos los vecinos de manera gratuita, para que de forma igualitaria lo puedan disfrutar”.

Al mismo tiempo, agradeció a la seguridad y a la organización que lo hicieron posible: “Los vecinos de la ciudad han tomado esta fiesta especial de la familia como propia. Vinieron con reposeras, mates, sus hijos y nietos y esto era lo que queríamos sembrar después de la pandemia”.

Por otro lado, recordó que el próximo 14 de febrero en el Paseo Costero se desarrollará la Fiesta Nacional de la Confluencia -que por primera vez contará con ese estatus- y resaltó que durará seis días: “Tendremos artistas locales y otros de nivel internacional. Estamos programando este gran evento que sin dudas generará un gran desarrollo económico y hará que Neuquén sea un destino turístico”.

Te puede interesar