Navidad y Año nuevo: tradiciones y costumbres que rodean a estas fechas

Las tradiciones y los ritos navideños o de fin de año son parte de las historias de muchas familias e individuos a lo largo del mundo.
Fiestas fin de año

Hay costumbres que se celebran hace décadas, ya sea porque son parte importante de la conformación de alguna familia, o porque se han adoptado para tener algo interesante que compartir en las cenas de fin de año.

Suele suceder que de país a país se han pasado tradiciones con algunos cambios dependiendo de la cultura. Y, si bien, nuestro país no se caracteriza por tener una amplia variedad de costumbres de fin de año o navideñas, existen algunas que se comparten en muchas casas en estas fechas. 

Decoración

Cuando llega el 8 de diciembre, en nuestro país es muy común que se empiecen a decorar las casas o por lo menos a armar el árbol de Navidad. En otros países las decoraciones de este tipo empiezan el 30 de noviembre, o el 6 de diciembre.

Esta tradición puede tener varios orígenes, pero el más conocido y difundido es que se arma por coincidir con el “día de la virgen”, fecha en la que fue concebida la madre de Jesús, María. Las luces de navidad son otro tipo de decoración muy usado por nosotros. Además de adornar al árbol, le da color a la fachada de las casas.

Platos tradicionales

Elegir qué comida se va a llevar a la cena de navidad o año nuevo suele ser todo un tema en algunas familias. La mayoría se inclina por el asado, el cordero y el lechón son las opciones más elegidas. Algunos compran a los animales para carnearlos unos días antes, otros directamente compran la carne. Este tipo de comida es el que se considera más tradicional, ya que usualmente empieza entrada la tarde y reúne todo un folklore típico.

En otras mesas pueden verse platos fríos, entonces para ahorrarse el tiempo de hacer el asado cada familia llega con algo frío previamente preparado. Muchos eligen al vitel toné —y a sus variaciones— como plato estrella, acompañado por tomates rellenos, pionono y torres de panqueques salados o sanguchitos de miga. 

Las ensaladas, principalmente la rusa, forman parte de ambos tipos de comidas, frías y calientes. Para la mesa dulce no puede faltar el mantecol, budines caseros y comprados, pan dulce, garrapiñadas, turrones, y la ensalada de frutas que no puede faltar. Toda la comida sobrante se come al otro día, y si es posible, se vuelve a comer lo que quedó de ese día en la cena del 25 de diciembre y 1 de enero.

Otro tipo de tradiciones

Para algunos, este tipo de costumbre es del orden de lo “místico”, ya que se relacionan con los buenos deseos para el año siguiente, para atraer dinero y suerte. Por ejemplo, muchas personas eligen vestirse de blanco en Año Nuevo, y lo hacen con la intención de renovar sus energías, alejar aquellas no tan positivas y recibir una nueva etapa con colores puros.

En muchas casas, y quizás los parientes más antiguos de las familias, suelen barrer hacia afuera sacando las malas energías del año que se vivió. Y en esa sintonía, muchas personas prenden velas, en su mayoría blancas, en la cena del 31 para que continúen encendidas pasadas las doce de esa noche con la intención de que traiga suerte.

Una creencia, a veces un poco peligrosa, es comer uvas antes o después de que el reloj marque las doce del 31 de diciembre. La versión más antigua de esta tradición es la que dice que se tienen que comer doce uvas en el tiempo que tarda el reloj en sonar 12 veces. Pero muchas personas ahora las comen pasada la media noche, pidiendo un deseo por cada una.

En Navidad, y si en la familia hay niños, suele haber un momento en el que se abren los regalos que minutos antes fueron colocados por “papá Noel” abajo del arbolito, cuando estaban todos concentrados viendo los fuegos artificiales. Es un momento muy familiero, en el que se comparte la mesa dulce, y en algunas casas comienza el baile con canciones típicas de la época.

Te puede interesar