Los muertos en la Franja de Gaza ya son casi 10.000 debido a los bombardeos israelíes

A casi un mes del inicio de las hostilidades, un bombardeo nocturno de Israel provocó 10.000 muertos, de los cuales casi la mitad son niños y niñas.

Internacionales 06/11/2023
gaza

A casi un mes del inicio de las hostilidades entre Israel y el movimiento islamista palestino Hamas, los bombardeos israelíes en la Franja de Gaza causaron la muerte de más de 10.000 personas, de las cuales casi la mitad son niños y niñas, según el Ministerio de Salud palestino.

La cifra de 10.022 muertos fue anunciada hoy durante una conferencia de prensa en Gaza por el portavoz del Ministerio, Ashraf al-Qidreh.

Hasta ahora, 4.800 niños y niñas murieron por los bombardeos israelíes en la Franja de Gaza desde el comienzo del conflicto, provocado por la incursión de militantes de Hamas a Israel que el 7 de octubre mató a más de 1.400 personas y secuestró a unas 240, entre ellas una veintena de nacionalidad argentina.

Los ataques israelíes de anoche mataron a más de 200 personas en el norte del territorio palestino y en la Ciudad de Gaza, informó el Gobierno de Hamas.

Hoy, el Ejército israelí llamó de nuevo a los civiles a abandonar el norte de la Franja de Gaza, asediada desde el 9 de octubre y bombardeada sin descanso en represalia por el ataque lanzado por Hamas hace casi un mes.

La terminal de Rafah, que une la Franja de Gaza y Egipto, reabrió hoy para permitir la evacuación de extranjeros y personas con doble nacionalidad, informó el Gobierno del movimiento islamista.

Hamas puso como condición para su reapertura que pudieran pasar ambulancias con heridos hacia Rafah tras el bombardeo israelí contra una caravana de vehículos sanitarios en la ciudad de Gaza.

En paralelo a su campaña de bombardeos, Israel libra desde el 27 de octubre ofensivas terrestres contra Hamas, movimiento al que prometió "aniquilar".

El Ejército anunció este lunes que había llevado a cabo "ataques significativos" en el territorio y afirmó que sus soldados estarían "menos limitados" para actuar si los civiles se van hacia el sur del enclave.

Según el general Daniel Hagari, vocero del Ejército israelí, los soldados que operan en Gaza dividieron el territorio en dos, "Gaza sur y Gaza norte". Los combates más intensos tienen lugar en el norte, donde, según Israel, se encuentra el "centro" de Hamas.

"Entonces podremos desmantelar a Hamas, bastión tras bastión, batallón tras batallón, hasta que logremos el objetivo final, que es liberar a toda la Franja de Gaza, de Hamas", dijo el vocero israelí a la agencia de noticias AFP.

Además, declaró que 347 soldados israelíes murieron durante el conflicto.

"Hemos informado a las familias de los 347 soldados caídos que murieron en combate mientras defendían Israel", declaró Hagari en una rueda de prensa.

Ayer, los líderes de las principales agencias de la ONU publicaron un comunicado conjunto para expresar su indignación ante el creciente número de víctimas.

"Necesitamos un alto el fuego humanitario inmediato. Han pasado 30 días. Ya basta. Esto debe detenerse ahora", escribieron, pidiendo también a Hamas que libere a los más de 240 rehenes que mantiene retenidos desde el 7 de octubre.

Los bombardeos afectan duramente a la población civil gazatí en este pequeño territorio de 362 kilómetros cuadrados poblado de 2,4 millones de habitantes.

Desde el 9 de octubre, la Franja de Gaza está en un estado de "completo asedio" por parte de Israel, que ha cortado los suministros de agua, electricidad, alimentos e insumos médicos.

La Franja ya estaba sujeta a un bloqueo israelí por tierra, mar y aire desde que Hamas -considerado como una organización "terrorista" por Estados Unidos, la Unión Europea e Israel- tomó el poder en 2007.

El Ejército israelí volvió a responsabilizar hoy a Hamas de construir túneles debajo de hospitales, escuelas y lugares de culto para ocultar combatientes y planificar ataques, una acusación que el movimiento islamista negó repetidamente, y que sirve de justificación a Israel para bombardear esas instalaciones públicas.

El jefe de la diplomacia estadounidense, Antony Blinken, cuyo país se opone a un alto el fuego que cree que beneficiaría a Hamas, repitió ayer el "compromiso de Estados Unidos para la entrega de ayuda humanitaria vital" a Gaza, durante una visita a Ramallah, en Cisjordania, el territorio ocupado por Israel desde 1967 y que Palestina reclama para formar su Estado.

Unos 150 palestinos murieron en este territorio por disparos de soldados o colonos israelíes desde el 7 de octubre, según la Autoridad Palestina.

Hoy, un palestino fue abatido en Jerusalén Este, anexada por Israel, tras apuñalar a dos mujeres soldadas. Una de ellas fue gravemente herida y la otra sufrió heridas leves.

El Ejército israelí anunció también hoy la detención de la célebre militante palestina de 22 años Ahed Tamimi por "incitación al terrorismo", acusación que su madre niega enfáticamente.

Las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) dijeron en una nota de prensa que más de 450 objetivos del movimiento palestino Hamas fueron atacados en la jornada anterior.

"Durante la jornada pasada, aviones de combate de las FDI atacaron más de 450 objetivos de Hamás, incluidos túneles, comandantes de batallones, complejos militares, puestos de observación, puestos de lanzamiento de misiles antitanque, entre otros", publicó el Ejército en su cuenta de Telegram.

Uno de estos ataques acabó con la vida de Jamal Mussa, a quien el comunicado define como un "responsable de las operaciones especiales de seguridad del movimiento".

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, indicó ayer que su país estaba "trabajando entre bastidores" con sus aliados regionales para tratar de garantizar un flujo ininterrumpido de ayuda humanitaria.

Erdogan cortó el contacto con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, y retiró al embajador de Turquía en Israel.

La guerra convirtió barrios enteros de la Franja de Gaza en campos de ruinas y provocó el desplazamiento de 1.5 millones de personas dentro del territorio, según la ONU.

El rey de Jordania anunció hoy que su país considerará cualquier intento de desalojar a los palestinos de la Franja de Gaza o de Cisjordania como una declaración de guerra, informó el servicio de prensa del primer ministro del país, Bisher al Jasauné, según reseñó la agencia de noticias Sputnik.

"Cualquier intento de desalojar a los palestinos de la Franja de Gaza o Cisjordania o de crear condiciones para ello será una línea roja, Jordania lo considerará una declaración de guerra", escribió el organismo en su cuenta de la red social X (antes Twitter).

Te puede interesar
Lo más visto