Alberto Fernández es el presidente electo de la Argentina al conseguir el 48% de los votos

Nacionales 28 de octubre de 2019
Fernández le pidió a Cambiemos que "ayuden a reconstruir el país de las cenizas que dejaron".
Alberto y cristina festejo

El candidato del Frente de Todos, Alberto Fernández, se consagró anoche como presidente electo de la Argentina tras conseguir el 48,03 % de los votos, y de esa manera evitó una segunda vuelta electoral con el actual jefe del Estado y postulante de Juntos por el Cambio a la reelección, Mauricio Macri, que sumó el 40,44 % de los sufragios, en un sorprendente crecimiento de acuerdo a lo que había cosechado en las PASO.

Fernández y su compañera de fórmula, la ahora vicepresidente electa Cristina Kirchner, basaron principalmente su triunfo en los guarismos que cosecharon en el distrito más poblado del país, la provincia de Buenos Aires, donde obtuvo el 52,05 % de los votos, contra solo 36,02% de Macri, que fue secundado por el senador Miguel Ángel Pichetto.

Alberto Fernández le pidió, desde el bunker del Frente de Todos, a los referentes de Juntos por el Cambio que sean "conscientes de lo que nos han dejado, y nos ayuden a reconstruir el país de las cenizas que han dejado".

"Ojalá que ese compromiso de diálogo que nunca tuvieron ahora lo ejerzan, y que sean capaces de entender que la Argentina que viene necesita del esfuerzo y compromiso de todos", expresó Fernández.

Antes, Macri felicitó desde el campamento de Juntos por el Cambio, a Alberto Fernández, y se comprometió a ejercer "una oposición sana, constructiva y responsable", que "reafirme las conquistas logradas", en un discurso en el que afirmó que dejaba el gobierno con "un país con bases sólidas", que cambió "la cultura del poder".

El jefe del Estado reconoció la derrota ante el kirchnerismo en las elecciones generales y declaró que trabajará desde mañana para una transición ordenada y para que que los argentinos no sufran las consecuencias de la crisis.

La novedad del resultado de este domingo fue el notable crecimiento de Macri, ocho puntos más que en las primarias de agosto, con lo que dejó nuevamente como las grandes derrotadas a las consultoras y encuestadoras, ya que no previeron el avance de Juntos por el Cambio.

El Presidente logró imponerse en seis provincias, cuatro más de las que ganó en agosto: Mendoza, Córdoba, Entre Ríos, San Luis, Santa Fe y la ciudad de Buenos Aires, con lo que recuperó su poderío en la zona centro del país, con excepción de la provincia de Buenos Aires.

Además del rotundo triunfo en Buenos Aires, el peronismo sustentó su triunfo en las provincias de la Patagonia y el Norte, donde Alberto arrasó nuevamente, y Juntos por el Cambio ni siquiera logró ganar en los distritos que gobierna, como Jujuy y Corrientes.

En consonancia con las cifras logradas por Fernández en el distrito bonaerense, Axel Kicillof obtuvo un resonante triunfo en la provincia de Buenos Aires, y se convirtió en gobernador electo, con el 52,18 % de los votos, frente al mandataria macrista María Eugenia Vidal, que sumó el 38,49 %.

En el caso de la ciudad de Buenos Aires, el jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta se erigió como la máxima estrella de Juntos por el Cambio en esta elecciones, al logar su reelección sin balotaje, con el 55.83 % de los votos, frente al candidato peronista, Matìas Lammens, que obtuvo el 35,12 %.

De esa forma, Larreta se erige como el primero en triunfar en forma directa desde que se instauró la modalidad de la segunda vuelta en la ciudad de Buenos Aires.

En la Cámara de Diputados, el Frente de Todos, oficialismo parlamentario desde el 10 de diciembre, necesitará de acuerdos con otras fuerzas para lograr el quórum, y la mayoría simple para las votaciones, ya que, de acuerdo a los resultados electorales, quedaría con 114 diputados propios, y con 122 como interbloque con aliados; en una paridad de fuerzas con Juntos por el cambio, que se aseguraría 120 y sería la principal bancada opositora.

Por otra parte, en el Senado, el peronismo se aseguró el quórum propio en la Cámara de Senadores, aunque aún habrá que ver cómo se acomodan los legisladores que hoy se identifican como kirchneristas o peronistas ortodoxos.

En principio, el justicialismo llega a los 37 escaños, uno más que el quórum, si se agrupan en un solo bloque a todos los que militaron por el Frente de Todos durante estas elecciones.

Juntos por el Cambio, de seguir como tal, se aseguró la primera minoría y sumará 30 senadores desde diciembre, cinco legisladores más que hasta ahora.

Sin embargo, la hipotética -aunque casi segura- unidad del peronismo, evitará que se mantenga como el bloque con mayor integración.

Las otros dos distritos que elegían hoy gobernador fueron para el justicialismo: en Catamarca, Raúl Jalil logró un abultado triunfo, con el más del 60% de los votos, y en La Rioja, el peronista Ricardo Quintela, con muchas demoras en el escrutinio, se imponía con más del 43% de los votos.

Votoacion final

En Neuquén 

El Frente de Todos se imponía con el 47,67% de los votos ante Juntos por el Cambio que sumaba 37,35% al contabilizar el 93,64% de las mesas escrutadas, según datos oficiales del escrutinio provisorio.

Le seguían Consenso Federal con 6,30%; Frente de Izquierda y de trabajadores-Unidad con 3,75%; Frente Nos 2,89% y Unite con 2,01%.

El candidato a senador del Frente de Todos en Neuquén, Oscar Parrilli, celebró el resultado obtenido en las urnas y manifestó que "es el mejor homenaje que podemos hacerle a Néstor (Kirchner), es una fecha muy especial para todos nosotros", en referencia al noveno aniversario de la muerte del ex presidente que coincidió con la jornada electoral.

"Estamos absolutamente felices y contentos con este resultado y obviamente con el compromiso que significa comenzar a gobernar el país a partir del 10 de diciembre", expresó.

El ex secretario de la Presidencia destacó que "estamos muy contentos porque la unidad que logramos en Neuquén como un espejo de lo que hizo Cristina a nivel nacional, ha dado sus frutos hoy. Con Silvia (Sapag) vamos a ser los senadores de la provincia de Neuquén y Darío (Martínez) diputado nacional".

En la categoría a senador, el Frente de Todos obtenía el 35,66%, resultado que le habilita dos bancas en la Cámara Alta que serán ocupadas por Parrilli y su compañera la ex senadora Silvia Sapag.

En tanto, Darío Martínez, quien asumió su mandato en 2017, con el 36,43% de los votos obtuvo una banca para diputado.

La tercera banca de la cámara alta fue para la senadora del MPN y candidata de Juntos por el Cambio en Neuquén, Lucila Crexell que obtuvo el 32,50% de los votos, dedicó su triunfo a "(Horacio) 'Pechi' Quiroga", quien falleció el 12 de octubre.

Crexell señaló que "se viene una etapa en la Argentina donde necesitamos conciliar y no seguir dividiendo; tenemos que erradicar la cultura del odio, tenemos que erradicar la cultura de los prestigios, debemos apegarnos a la ley y a las instituciones republicanas".

"Tenemos la esperanza de llevar adelante una propuesta con mucha fortaleza para los próximos cuatro años", concluyó.

Cabe señalar que con el 32,90% de los votos, Juntos por el Cambio se quedó con la segunda banca para diputados que será ocupada por Francisco Sánchez.

En tanto, el Movimiento Popular Neuquino que no apoyó a ninguna fórmula presidencial y participó con la denominada boleta "corta", con el 20,51% de los votos el partido provincial se quedó sin representantes en el Senado.

El partido provincial postuló para su reelección en el Senado al titular del sindicato del Petróleo y Gas Privado de Neuquén, Río Negro y La Pampa, Guillermo Pereyra, acompañado por la ministra de Turismo de Neuquén, Marisa Foccarazo.

Te puede interesar