Los planes para la Jefatura de Gabinete, el entorno de "leales" y la idea de Sturzenegger

El mandatario busca consolidar a los funcionarios de su confianza. Renuncias, despidos y nuevas funciones para áreas claves

Nacionales
jefatura de gabinete

El presidente Javier Milei no necesita estar en el país para reorganizar su Gabinete. A pocas horas de subirse a un avión para encarar una nueva visita a Estados Unidos, firmó la baja de su aquel entonces titular de ministros, Nicolas Posse, designó a su reemplazo, Guillermo Francos, y habilitó a sus funcionarios a despedir a todo aquel que no sea de extrema confianza. 

Tras la salida de Posse, el mandatario aspira a descentralizar la Jefatura de Gabinete y rodearse de “leales” y “alineados”. Tal y como anticipó Noticias Argentinas, la idea de la administración libertaria es “devolver a los distintos ministerios” atribuciones absorbidas por la coordinación de las áreas, y realizar una revisión de la composición de los directorios y de los lineamientos que adoptarán las empresas públicas y las sociedades del Estado.

Lo cierto es que la desconfianza crece en las filas libertarias. En Casa Rosada no hay quien se atreva a negar las acusaciones de espionaje interno que corren contra el ingeniero Posse. Incluso, prometen que de comprobarse la vigilancia secreta contra parte del Gabinete, se avanzará en una denuncia judicial. 

Con la asunción de Francos, el equipo de colaboradores se esmera en demostrar el cambio de aire y la “alegría” que produjo el enroque de fichas. Esto quedó inmortalizadas en la selfie de los ministros junto al administrador de la botonera el pasado martes en el café Pertutti. 

(NA)

Te puede interesar
Lo más visto