Imponen 10 años de prisión a condenado por un homicidio

Regionales 22 de agosto de 2020
Se trata de Ismael Abelino Flores, quien había sido declarado culpable por el crimen de Dante Samuel Poblete Centurión, ocurrido en mayo de 2019 en la localidad de Bajada del Agrio. 
Fiscal Sandra TAboada

A partir de la investigación realizada por la fiscal jefa Sandra González Taboada y del fiscal del caso Marcelo Jofré, un hombre condenado por homicidio deberá cumplir una pena de diez años de prisión. Se trata de Ismael Abelino Flores, quien había sido declarado culpable por el crimen de Dante Samuel Poblete Centurión, ocurrido en mayo de 2019 en la localidad de Bajada del Agrio. 

El 5 de marzo de este año, Ismael Flores fue declarado penalmente responsable del delito de homicidio simple, en calidad de autor (artículos 79 y 45 del Código Penal).

La teoría del caso que logró acreditar el Ministerio Público Fiscal es que el 18 de mayo de 2019, alrededor de las 19:35, Ismael Abelino Flores y Dante Samuel Poblete Centurión discutieron mientras se desarrollaba la XXIV edición de la Cabalgata a la Virgen Luján. En ese contexto, Flores sacó de su cintura un cuchillo, apuñaló a Poblete Centurión en la zona del pecho y huyó del lugar. La víctima murió posteriormente en  el hospital de Zapala. 

En la audiencia de determinación de la pena realizada este viernes y transmitida mediante redes sociales por la Oficina Penal de Zapala, la fiscal solicitó que se le imponga la pena de doce años y seis meses de prisión. Consideró que, al cometer el crimen, el imputado tuvo una actitud “egoísta y mezquina” y que demostró “un total desprecio por la vida humana”. 

Además, pidió al tribunal que tuviera en cuenta que mató a una persona de tan solo 23 años, que tenía toda la vida por delante. “Entendemos que ese agravante como una tremenda afectación que el hecho causó en el núcleo familiar”, afirmó.

Como otro agravante consideró que es importante tener en cuenta el lugar del hecho, y que en cercanías había una reunión por la Virgen del Lujan, en un contexto en el en cercanías había mucha gente, en medio de una misa donde “nadie espera una agresión”. 

Por último, aseguró que al momento de recibir la puñalada la víctima ni si quiera sospechó que iba a ser herido: “no vio ni imaginó que iba a ser mortalmente atacado a los pies de la virgen”, apuntó. 

Como atenuantes tuvo en cuenta la ausencia de antecedentes condenatorios y el escaso grado de instrucción que tiene el imputado.

Luego de un cuarto intermedio, el tribunal colegiado a cargo de la audiencia resolvió por unanimidad imponer a Ismael Abelino Flores la pena de 10 años de prisión de cumplimiento efectivo.

Te puede interesar