"Junio de 1976 será recordado como el mes más triste por secuestros y desapariciones en Neuquén", dijo APDH

Regionales 10 de junio de 2021
La Asamblea por los Derechos Humanos de Neuquén (APDH) recordó junio de 1976 como “uno de los meses más tristes de la historia” de la provincia debido a que en ese período, durante la última dictadura cívico militar, se produjeron la mayor cantidad de secuestros y desapariciones de la región.
La Escuelita

“Junio de 1976 será recordado en la zona como uno de los meses más tristes de la historia: durante varios días de ese junio el horror correría por las calles para detenerse en muchos hogares dejando su huella para siempre”, indicó la organización defensora de derechos humanos en un comunicado a propósito de los hechos que son investigados en estos días en el denominado juicio “Escuelita VII”, en la que es querellante.

Recordó que “el 24 de marzo se instalaron militares y civiles que garantizaban una red de lealtades necesarias para llevar a cabo un plan siniestro de detenciones, secuestros y exterminio, es decir un Plan Sistemático de Terrorismo de Estado”.

En el documento, la APDH hizo mención a la desaparición de personas, secuestros, torturas, traslados, cárceles clandestinas, vejámenes y violaciones, robo de bebés y de objetos familiares y aseguró que “en nombre de la llamada Seguridad Nacional se intentó silenciar a sangre y fuego toda disidencia, toda lucha por un país más justo y solidario para tratar de implantar un modelo económico contrario a las mayorías populares generando endeudamientos externos impagables”.

"En junio, en la zona como en el resto del país, se produjeron operativos de secuestro de numerosas personas, docentes, estudiantes, trabajadores, muchos de los cuales fueron ocultados en centros clandestinos de detención y tortura que hoy siguen desaparecidos”, señaló el documento.

La APDH reivindicó la realización de los juicios de lesa humanidad y sostuvo que “aunque la dictadura quiso desaparecerlos, que fueran olvidados y negados, esto no ocurrió tampoco en Neuquén porque las comunidades mantuvieron sus nombres y sus luchas”.

Precisamente en la audiencia de ayer del juicio “Escuelita VII” declaró Gladis Marín Durán, esposa de Carlos Chávez, trabajador de YPF secuestrado y desaparecido desde el 14 de junio de 1976 en la ciudad de Cutral Có.

Te puede interesar