Juzgan a policías por vejaciones y encubrimiento en Neuquén

Regionales 13 de octubre de 2021
Acusaron dos policías por golpear y lesionar a un joven y otros dos por encubrir lo ocurrido.
Fiscal Paula Gonzalez

Durante la primera jornada de juicio realizada hoy en la Ciudad Judicial, la fiscal del caso Paula González en compañía de la asistente letrada de la fiscalía de Actuación Genérica Noelia Stillger, acusaron dos policías por golpear y lesionar a un joven y otros dos por encubrir lo ocurrido. El hecho ocurrió en una calle del barrio La Sirena de la ciudad de Neuquén en febrero de 2019 y tras ello la víctima debió ser hospitalizada.

El juicio se realiza ante un tribunal colegiado y los delitos que las representantes de la fiscalía le atribuyeron a Sixto Esteban Meza Vitale y Jorge Diego Sevilla, son lesiones graves agravadas por la calidad de sujeto activo (miembro de las fuerzas de seguridad), en concurso ideal con vejaciones y en concurso real con lesiones agravadas por las mismas circunstancias, en calidad de coautores (artículos 90 y 92 en función del 80 inciso noveno, 54, 144 bis incisos primero segundo y tercero, 55, 89 y 92, en función del 80 inciso noveno del Código Penal). A Luis Canales y Julio Alberto Sandoval, las funcionarias de la fiscalía le atribuyeron el delito de encubrimiento agravado por su carácter de funcionario público en calidad de coautores (artículos 277 inciso primero “b” y “d”, 277 inciso tercero “d” y 55 del Código Penal).

El debate comenzó a las 8:30 con los alegatos de apertura de las partes y la presentación del caso por parte de la fiscal del caso. La fiscal González aseguró que luego de producida la prueba, “el Ministerio Público Fiscal estará en condiciones de acreditar como sucedieron los hechos”.

La teoría del caso de la fiscalía es que el hecho ocurrió el 9 de febrero de 2019, cerca de las 22:30, cuando los agentes de la policía provincial Sixto Esteban Meza Vitale y Jorge Diego Sevilla, encontraron a cuatro personas bebiendo cerveza en una esquina del barrio La Sirena. Entre estas personas se encontraban R.C.T y M.B, a quienes los agentes les exigieron que se retiraran, dado que no está permitida la ingesta de alcohol en la vía pública. R.C.T respondió que esperaban el colectivo para ir a la fiesta de la Confluencia y tras esa respuesta, uno de los efectivos comenzó a agredirlo dándole patadas en distintas partes del cuerpo. También en ese punto, se produjeron las lesiones leves de la segunda víctima, M.B, cuando intentó intervenir para frenar la golpiza que recibía R.C.T.  Meza y Sevilla continuaron golpeando al hombre, lo tiraron al suelo, le pisaron la cabeza y la zona abdominal. Luego lo subieron al móvil, donde los golpes no cesaron, y ya en la sede policial lo ingresaron a un calabozo. Allí, junto a otras personas no identificadas, volvieron a golpearlo.

 Después de un tiempo, la víctima fue trasladada al hospital Bouquet Roldan, donde constataron la gravedad de las lesiones y lo derivaron al hospital regional para que sea intervenido quirúrgicamente.

Los agentes Luis Canales y Julio Alberto Sandoval, no realizaron la denuncia de lo ocurrido y, al mismo tiempo, alteraron una serie de registros para ocultar la conducta de sus compañeros.

Entre las pruebas que la fiscalía presentará durante el desarrollo del juicio se encuentran el testimonio de las víctimas, cámaras de seguridad, declaraciones de testigos y de peritos que intervinieron luego de ocurridos los hechos, entre otras evidencias.

 En representación de R.C.T intervino como querellante una abogada particular. La defensa de uno de los imputados es ejercida por la defensa pública, mientras que los restantes tienen abogados particulares.

Te puede interesar