Comienza la instalación de una nueva red de monitoreo volcánico en la provincia

Regionales 09 de noviembre de 2021
Se trata de cinco estaciones paramétricas que con una inversión de 450 mil dólares permitirán controlar la actividad del complejo volcánico Laguna del Maule, actualmente en alerta amarilla.
Sismografo

El equipamiento para la tercera red de monitoreo volcánico que funcionará en territorio provincial partió este lunes con destino a Coyuco Cochico, a 30 kilómetros del complejo chileno Laguna del Maule, donde será instalado en los próximos días.

El gobernador Omar Gutiérrez acompañó a los equipos técnicos de Defensa Civil de la provincia y del Servicio Geológico Minero Argentino (Segemar), que junto con la Oficina Provincial de Tecnologías de la Información y la Comunicación (Optic) y Aeronáutica Neuquén realizarán durante este mes la instalación en terreno de la nueva red, que tiene un valor de 450 mil dólares estadounidenses.

Esta red de monitoreo del complejo volcánico Laguna del Maule permitirá monitorear por primera vez este volcán -que se encuentra en alerta amarilla- desde nuestro país, y a su vez complementará la actual red que funciona sobre el territorio chileno, a cargo de Servicio Nacional de Geología y Minería del país vecino (Sernageomin). De esta manera se posibilitará la generación de alertas tempranas, dando aviso a las autoridades de Protección Civil y a la población, a fin de mitigar el riesgo volcánico en nuestro país.

Esta tercera base de monitoreo se sumará a las ya inauguradas en el complejo Copahue el 10 de diciembre de 2020 y en el Lanín, el 26 de febrero de 2021. Las otras dos se ubicarán en los restantes volcanes neuquinos Tromen y Domuyo.

Esta mañana el gobernador destacó que el proceso “es un trabajo en equipo, donde cada uno se siente parte de un todo para cuidar a la población, para poder adaptarnos a los cambios climáticos y construir una fusión de tecnología de avanzada con recursos humanos, con el talento, con todas las empresas públicas provinciales, con el Segemar de forma continua y sostenible”.

Agregó que “estamos sentando un precedente histórico de un dispositivo de control y monitoreo que sin lugar a dudas va a permitir que el resto de las provincias también avancen en el país, para de esta manera prevenir y mitigar los efectos de los distintos movimientos que se producen en nuestros volcanes. Es un ejemplo de cómo, lejos de confrontar, integrándonos, amalgamándonos y poniendo cada uno lo que tiene y puede, podemos concretar el objetivo. Les agradezco; estamos avanzando en los objetivos de construir justicia social territorial”.

“Esto promueve el desarrollo de la actividad deportiva, el desarrollo del turismo, forma parte de esta gran política de desarrollo de la ciudadanía: brindar seguridad con prevención y monitoreo a nuestros volcanes”, finalizó.

Las cinco estaciones multiparamétricas que serán instaladas comprenden cinco estaciones sismológicas, tres estaciones GPS, una cámara IP, 12 antenas de comunicación, 13 paneles solares, 80 baterías de gel, 14 reguladores de carga, y todas las estructuras para el emplazamiento del equipamiento.

Al respecto, el subsecretario de Defensa Civil y Protección Ciudadana, Martín Giusti, señaló la importancia de la colaboración de todos los sectores, especialmente de Segemar, Optic, Aeronáutica y Gendarmería nacional, que permitirá acercar por travesía terrestre 4×4 los equipos a su lugar definitivo de emplazamiento.

“Vamos a sumar tecnología de punta. Los profesionales estuvieron calibrando los equipos durante toda la semana y van a viajar hoy para trabajar en el lugar. Esperamos que el día 23, día de la Defensa Civil, estemos inaugurando este nuevo monitoreo para la provincia”, expresó.

El equipo de Segemar está conformado por los profesionales Sebastian García -director del Observatorio Argentino de Vigilancia Volcánica-, Gabriela Badi, Víctor Preatoni, Gerónimo González Castellote, Nicolás Núñez y Gemma Acosta.

Acerca del Complejo Volcánico Laguna del Maule

El Complejo Volcánico Laguna del Maule se encuentra ubicado en el área del norte neuquino que limita con la región del Maule, en Chile. Cubre alrededor de 500 kilómetros cuadrados y está formado por conos, volcanes de escudo, domos y flujos de lava. Estudios geológicos han identificado al menos 130 centros eruptivos individuales, y algunas evidencias indirectas indican que el lago fue originado por procesos glaciares y tectónicos y que el represamiento de las aguas del lago es principalmente por efusiones volcánicas.

Es uno de los principales volcanes activos de la Argentina, ubicándose en el puesto N°3 del Ranking de Riesgo Relativo para el país, elaborado por el Servicio Geológico Minero Argentino. Se encuentra en alerta técnica amarilla desde junio de 2020, producto de un sostenido de su actividad sísmica por encima de sus niveles de base de acuerdo a la información proveniente de las redes de monitoreo de Chile.

Te puede interesar