Koopmann presentó el proyecto para crear la comisión de reforma del Código Procesal Civil y Comercial

El vicegobernador Marcos Koopmann presentó un proyecto de resolución para crear la “Comisión Especial de Reforma del Código Procesal Civil y Comercial” que tendrá como objetivo analizar las modificaciones “que considere necesarias, a fin de producir un texto homogéneo de todo el referido cuerpo normativo” vigente.
Koopmann

El vicegobernador Marcos Koopmann presentó un proyecto de resolución para crear la “Comisión Especial de Reforma del Código Procesal Civil y Comercial” que tendrá como objetivo analizar las modificaciones “que considere necesarias, a fin de producir un texto homogéneo de todo el referido cuerpo normativo” vigente. 

La comisión tendrá una vigencia de un año desde la sanción de la resolución. Finalizado dicho plazo, deberá elevar a la comisión de Asuntos Constitucionales y Justicia (A) un anteproyecto del nuevo Código Procesal Civil y Comercial. 

El cuerpo será presidido por las autoridades de la comisión A, y podrá distribuir el trabajo en subcomisiones. Entre sus funciones, la comisión deberá definir la metodología a aplicar “para asegurar la participación de todos los sectores, sin parcialidades ni exclusiones”.

La comisión especial será interpoderes y estará, así, integrada por diputados y/o diputadas de los diferentes bloques políticos, por un representante de la Presidencia de la Legislatura, por ministros y/o ministras que designe el Poder Ejecutivo y por las máximas autoridades del Poder Judicial. A la vez, se prevé la participación en las deliberaciones de los Colegios de Abogados, la Asociación de Magistrados, la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional del Comahue e instituciones afines a la temática.

El nuevo Código Procesal Civil y Comercial deberá regirse por los siguientes principios: oralidad, simplicidad, inmediación del juez con las partes, celeridad, transparencia en la administración de justicia, contradicción, buena fe procesal, plazos razonables y perentorios, gratuidad, motivación, respuestas oportunas y ágiles, incorporación de métodos alternativos de resolución de conflictos e incorporación de nuevas herramientas tecnológicas al proceso.

Los fundamentos mencionan que la reforma de los procedimientos civiles del quehacer judicial debe orientarse a garantizar una “justicia ágil, simple y acorde a los requerimientos de la ciudadanía”. A la vez, debe retomar un lenguaje claro para la comprensión y accesibilidad de todos los usuarios del servicio de justicia, e incluir la perspectiva de género.

Más adelante, el presidente de la Cámara explica que, el eje central de la reforma, se funda en la resolución alternativa de conflictos, de manera que la instancia judicial sea el último eslabón para encontrar una solución a una disputa. 

“Procurar procesos simples, accesibles, transparentes crea los cimientos para una justicia moderna y conectada con las necesidades del pueblo”, señala Koopmann, quien remarca, además, que se trata de un proceso plural y participativo, que convoca a especialistas y a la ciudadanía en general a sumar sus opiniones.

Te puede interesar