El Presidente pidió "reestructurar la OEA" y la remoción de su conducción

En su disertación, el mandatario pidió profundos cambios en la Organización de Estados Americanos si es que esa organización y el cuerpo de intregrantes "quiere ser respetado y volver a ser la plataforma política regional para la cual fue creada".
AF Cumbre

El presidente Alberto Fernández pidió este jueves "reestructurar" la Organización de Estados Americanos (OEA) "removiendo de inmediato a quienes la conducen", en referencia al secretario general de ese organismo, Luis Almagro, si es que ese cuerpo, dijo, "quiere ser respetado y volver a ser la plataforma política regional para la cual fue creada".

Fernández también postuló que la Banca de Desarrollo Regional "sin más demoras tiene que volver en su gobernanza a América Latina y el Caribe", al pronunciar su discurso en la IX Cumbre de las Américas que se realiza en Los Ángeles, Estados Unidos.

Al dirigirse a su par estadounidense, Joe Biden, el mandatario argentino señaló que los "años previos" a la llegada de la administración del demócrata "estuvieron signados por una política inmensamente dañina para nuestra región", en alusión a la gestión del republicano Donald Trump.

"Es hora de que esas políticas cambien y los daños se reparen", dijo y consideró que "se ha utilizado a la OEA como un gendarme que facilitó un golpe de Estado en Bolivia" en 2019 contra el entonces presidente Evo Morales.

Fernández también planteó que "se han apropiado de la conducción del Banco Interamericano de Desarrollo que históricamente estuvo en manos latinoamericanas", en referencia a la presidencia de ese organismo a cargo del estadounidense Mauricio Claver-Carone.

Y enumeró también que "fueron desbaratadas las acciones de acercamiento a Cuba, en las que el Papa Francisco medió, y que habían significado avances logrados por la administración de Barack Obama".

Fernández remarcó la necesidad de "analizar el presente y proyectar el mañana en pos de una reconstrucción creativa del multilateralismo" porque, subrayó, "no se puede imponer un pensamiento único en un mundo que exige la armonía sinfónica frente a los dramas comunes".

En esa línea, abogó por "reconstruir las instituciones que fueron pensadas precisamente para integrarnos", como la OEA, sobre la que señaló que "si quiere ser respetada y volver a ser la plataforma política regional para la cual fue creada, debe ser reestructurada removiendo de inmediato a quienes la conducen".

Te puede interesar