Fernández dijo que no va a pedir más dinero al FMI y luego recibió al embajador de Estados Unidos

Nacionales 27 de noviembre de 2019
El diplomático dijo en un comunicado difundido en redes sociales que la "reunión fue abierta y productiva".
Fernandez Embajador EEUU

El presidente electo Alberto Fernández advirtió este martes que con el Fondo Monetario Internacional (FMI) va "a firmar un único acuerdo y la primera regla es dejar de pedir dinero", tras lo cual recibió al embajador de Estados Unidos, Edward Prado, ante quien afirmó "tener la mejor relación" con esa potencia "en un marco de respeto y madurez".

"No voy a firmar acuerdos que no podemos cumplir. Eso ya lo hizo (el presidente Mauricio) Macri", acotó el futuro jefe de Estado en diálogo con radio Con Vos cuando le consultaron sobre la relación que implementará con el FMI y remarcó que en Argentina "necesitamos reactivar la economía para poder pagar y resolver el problema de la deuda con sensatez".

En ese sentido, destacó que con el FMI su gobierno va "a firmar un único acuerdo y la primera regla es dejar de pedir dinero".

"Se ha ajustado tanto que nos hemos quedado sin vacunas y reaparecieron enfermedades como el sarampión, la varicela, la tuberculosis. Llegar a ese punto evidencia cierto desprecio por el otro y que se convirtió a la gente en números", enfatizó el presidente electo, al criticar las decisiones que en ese sentido tomó la actual administración.

"La economía está hace más de dos años paralizada con caída del consumo. Tenemos que volver a fabricar, dar créditos para que se reactive la producción, darle dinero a los jubilados para que consuman. Tenemos que hacer lo acá se llama peronismo", propuso Fernández.

Horas después, en las oficinas que tiene en Puerto Madero, el presidente electo recibió al embajador Prado, que arribó con una comitiva de funcionarios de la misión diplomática norteamericana.

Fernández estuvo acompañado por los dirigentes Santiago Cafiero, Felipe Solá, Gustavo Beliz y Jorge Argüello, a quienes se menciona como miembros del próximo gobierno en puestos importantes.

El embajador Prado expresó a través de un comunicado que la "reunión fue abierta y productiva" y agregó que "durante el encuentro ambos equipos conversaron sobre una gran variedad de temas de interés para ambos países. Estados Unidos mantiene una relación duradera con Argentina, sobre la base de valores comunes profundos e importantes".

Prado destacó que "estos valores son perdurables y Estados Unidos espera colaborar con el gobierno del presidente electo Fernández para el beneficio mutuo de ambos pueblos" y difundió fotos del encuentro a través de sus redes sociales.

Por su parte, el mandatario electo destacó su voluntad de "tener la mejor relación con Estados Unidos, en un marco de respeto y madurez".

En tanto, durante la entrevista radial, Fernández analizó el rol del Estado y explicó que "antes que el Estado están los seres humanos".

Además, aseguró que "el Estado es un contrato social que debe garantizar la convivencia democrática y la convivencia cordial. Hoy el que trabaja, el que produce y el empleador saben que no se puede ajustar más".

"El lunes estuve trabajando con María Eugenia Bielsa (mencionada como ministra de Hábitat y Vivienda) sobre los créditos UVA. Habrá resoluciones, porque hay que resolver la situación", adelantó el presidente electo.

"Todos nos hemos puesto de acuerdo, yo no conozco a nadie que me diga que hay que ajustar la economía, porque no hay nada que ajustar", sentenció.

Sobre su diálogo con el actual presidente, contó: "Con Macri hablé por última vez cuando le pedí que allanara todos los caminos para que pudieran llegar al país los hijos de Evo (Morales), y él se portó muy bien".

Fernández añadió que concibe "la política como un fenómeno colectivo" y remarcó que se siente "muy bien como engranaje de un fenómeno colectivo". "Nunca me voy a olvidar el día que Néstor (Kirchner, cuando asumió como presidente en 2003) me preguntó si me animaba a ser jefe de Gabinete. Le respondí: '¿Si me animo? Que vengan de a uno'", añadió.

Y, remarcó que "la gente tiene la certeza, no la esperanza, de que a partir del 10 de diciembre el gobierno va a tomar un rumbo distinto del actual, y en eso no se equivoca la gente, porque nosotros queremos ir para otro lado que el que fue Macri".

"La gente sabe que cuando votó quería cambiar, por eso yo en algún acto dije 'no se equivoquen que el cambio somos nosotros, aunque ellos se llamen el cambio", acotó en alusión a sus palabras durante la campaña proselitista.

Además, llamó a "preservar la educación pública. Hay muchos que creen que hay que restringir derechos para estar mejor y eso no es verdad. Las sociedades con menos derechos son peores sociedades. Fuimos mejores cuando ampliamos derechos".

Acto seguido, confirmó que "para el 10 de diciembre estamos organizando una fiesta popular en Plaza de Mayo",

Sobre la situación que vive la región Fernández sostuvo que "América Latina se está rebelando contra la derecha. Nosotros, Cristina (Fernández de Kirchner), yo y nuestro gobierno, vamos en el mismo sentido que la gente. Latinoamérica nos mira con expectativa. Ganamos y en América Latina se desató una demanda social que parecía dormida".

"En Bolivia tuvieron que hacer un golpe de Estado para sacarlo a Evo del medio. En Chile y en Colombia los pueblos se están rebelando contra la lógica del ajuste, de bajar jubilaciones, de perder derechos, de terminar con la educación pública, de achicar el Estado", aseveró.

El dirigente chileno Marco Enríquez "Ominami es muy amigo mio. Juntos impulsamos el Grupo de Puebla que es un grupo que reúne a todos los países progresistas, institucionalistas y democráticos de América Latina. No saben cómo me ayudó para resolver la salida de Evo de Bolivia", reconoció Fernández.

Télam

Te puede interesar