Gaido revirtió el déficit del IMPS y ya tiene una proyección de $100 millones de superávit en 2020

Locales 31 de agosto de 2020
El intendente Mariano Gaido anunció esta mañana que el Instituto Municipal de Previsión Social (IMPS) pasó de ser una caja deficitaria a tener superávit.
Gaido

Los números son contundentes, y de un déficit estimado para el año 2020 que alcanzaba los $73 millones, a la fecha se proyecta al finalizar el año un superávit de $100 millones.

“Hoy es un día muy importante, nosotros nos habíamos comprometido en la plataforma de gobierno llevar adelante una administración eficiente de los recursos públicos. Hemos logrado el objetivo que nos habíamos planteado rápidamente, y en los primeros nueve meses revertimos una situación que se planteaba y que era que nuestros jubilados no tenían las garantías para cobrar sus salarios”.

“Para revertir esta tendencia al déficit presentamos ordenanzas fundamentales el 15 de febrero cuando iniciaron las sesiones en el Concejo Deliberante y en estos proyectos estuvieron las claves para cumplir con nuestra meta”, apuntó Gaido, quien dijo este cambio no sólo es fundamental para el presente del IMPS, sino que “nos permite llevar adelante nuevos objetivos para 2021”.

Gaido sostuvo que son este tipo de medidas que calificó de eficientes las que precisamente, en medio de una baja de la recaudación de 40% promedio producto de la pandemia, “nos permite pagar los salarios el último día hábil de cada mes, y cumplir con el compromiso de los aguinaldos en tiempo y forma de manera completa”.

“Teníamos que subsidiar una caja jubilatoria que estaba en el quebranto por más de 300 y 400 millones de pesos, y hoy estamos anunciando que hemos revertido en los primeros nueve meses en un superávit, por lo menos de mínima de $100 millones, pero estimamos que va a ser mucho más”, subrayó.

En este contexto anunció que la Municipalidad otorgará al IMPS un predio de 600 metros cuadrados para la construcción de una farmacia, de una óptica y de una sede institucional del Instituto en el Oeste de la ciudad para todos los vecinos y vecinas.

Por su parte, el coordinador de la Unidad de Gestión Municipal, Gastón Contardi, hizo un repaso de los números y contó que el sistema previsional de la ciudad “venia desde el año 2014 con un déficit arrastrado. En 2014 fue de $6 millones, en 2015 pasamos a $22 millones, en 2016 fue de $45,5 millones y luego en 2017 casi $73 millones, y en 2018 llegamos a $138 millones”, resumió y contó que todo este déficit fue cubierto por activos que tenía el IMPS, pero en 2018 llegaron a cero”.

“Fue en 2019 que se decidió que el primer aumento de sueldo que tuviesen los empleados municipales fuese en su totalidad a cubrir ese déficit, y llegamos al año 2020 con esta proyección deficitaria para este año de $73 millones”, dijo Contardi y resaltó que gracias a las decisiones tomadas y a la correcta administración fue que hoy se pudo anunciar que la Caja de los empleados municipales es superavitaria.

“Logramos revertir la tendencia con medidas a corto, mediano y largo plazo”, dijo el funcionario quien destacó las ordenanzas enviadas por el intendente al Concejo Deliberante en el inicio de las sesiones ordinarias.

“Entre las principales medidas ejecutadas se dejó sin efecto las retenciones 100% con aumento salarial a los empleados y 50% jubilados y pensionados; pero la principal fue la derogación del incentivo de jubilación anticipada. Es decir, se cortó el incentivo para que los empleados municipales se jubilarán tempranamente; y por otro hay que destacar lado el acompañamiento o convenio asistencial solidario al IMPS, donde el IMPS pone plata para que los empleados no se jubilen y sigan trabajando más allá de la edad jubilatoria”, resumió Contardi. En este sentido contó que de las 134 personas en condiciones de jubilarse y a la fecha solo se jubilaron 21.

Daniel Del Collado, titular del IMPS agregó que la proyección de este año es positiva, “pero hay que seguir trabajando, no tenemos que bajar los brazos sino redoblar los esfuerzos para que sea sustentable en el tiempo”. Acerca de los activos del IMPS, reconoció que “algunos están ociosos y de su buena inversión también depende la sustentabilidad”.

Del Collado recordó que cuando fue convocado, el intendente puso como objetivo recuperar el equilibrio financiero del IMPS. Explicó que se trabajó desde diferentes frentes, entre ellos evitar el éxodo masivo de agentes municipales hacia el beneficio de la jubilación a temprana edad.

Con anterioridad los empleados podían jubilarse con 30 años de aportes sin límite de edad continuando con el pago de los aportes, pero a partir de 2003 la Municipalidad los empezó a abonar.

“Eso desembocó en la curva deficitaria para el Instituto, que en 2014 lo llevó a una crisis y en 2018, la sanción de una ordenanza morigeró la tendencia negativa haciéndole pagar esa decisión con el aporte del 100% del primer aumento salarial a los activos y del 50% a los jubilados y pensionados”.

El funcionario dio por hecho que “una cuestión central era dejar sin efecto la ordenanza de jubilación a temprana edad”. Luego, siguió, “conjuntamente con el Consejo de Administración y el apoyo del intendente se empezó a incentivar a los empleados a quedarse, y esto se fue logrando en paralelo a acomodar los números del IMPS”.

Te puede interesar