Marcha y pedido de renuncia en la fiscalía por el femicidio de Guadalupe

Regionales 24 de febrero de 2021
Este mediodía, un grupo de vecinos y militantes de agrupaciones feministas y contra la violencia de género pedían justicia por el femicidio de Guadalupe Curual frente a la fiscalía, donde además le reclamaron la renuncia al fiscal de la causa.
Marcha VLA

Un grupo de vecinos y militantes de agrupaciones feministas y contra la violencia de género pedían este mediodía justicia por el femicidio de Guadalupe Curual frente a la fiscalía de Villa La Angostura, donde además le reclamaron la renuncia al fiscal de la causa.

Los manifestantes, en su mayoría mujeres integrantes de organizaciones locales del colectivo, ingresaron a la sede judicial y obligaron a que tanto el fiscal de la causa, Adrián de Lillo, como su superior, el fiscal jefe Fernando Rubio, salieran a la calle a dar explicaciones.

“Vamos a tratar de explicar, yo sé que es un momento de mucha conmoción”, dijo De Lillo al tomar el micrófono, pero de inmediato fue abucheado por las manifestantes que le reclamaban: “¿Qué vas a explicar? ¡Renunciá, hijo de puta!”.

“Estuve trabajando en la comisaría y en el lugar del hecho. Hicimos los secuestros, fui al hospital. La fiscalía ha podido lograr recabar mucha información”, explicó De Lillo, que volvió a ser repudiado cuando al hablar del imputado Bautista Quintriqueo (32) se refirió a él como “la persona” y tuvo que corregirse y llamarlo “el femicida”.

Cuando le reprocharon por las denuncias previas que había formulado Guadalupe, De Lillo trató de desvincularse de ellas y volvió a ser abucheado.

“Hay otra parte técnica que tiene que ver con las denuncias en la oficina de violencia y no depende de la fiscalía”, dijo, aunque luego reconoció que “somos todos el Estado”.

Cuando una de las referentes de la marcha le preguntó “¿qué falló para que Guadalupe esté muerta?”, quien tomó la palabra fue el fiscal jefe Fernando Rubio y contestó: “Yo no tengo dudas de que hubo fallas y las hubo en otros casos igualmente terribles”.

La respuesta generó un nuevo repudio de la multitud que le gritó a los fiscales frases como “retirate”, “presentá la renuncia”, “no te queremos acá” y “dejá el cargo”.

“Falta investigación, lo que la gente está pidiendo es que ante el primer golpe, haya botón de pánico. Hay mujeres que hacen 15 o 20 denuncias y no se les da el botón de pánico”, se quejó una de las militantes feministas.

Rubió respondió que no bien sean autorizados por el hospital, le van a pedir al juez de garantías de la causa que la fiscalía pueda “hacer la formulación de cargos pertinente” y en ese sentido adelantó que Quintriqueo será imputado por “feminicidio y tentativa de homicidio”.

Por último, prometió que la instrucción se realizará en “no más de 30 días” y que “mientras tanto este señor va a permanecer en prisión preventiva”.

(Línea 144: atención, contención y asesoramiento en situaciones de violencia de género).

Te puede interesar