Acusado por homicidio quedó detenido

Regionales 28 de diciembre de 2021
Un hombre quedó detenido acusado de haber asesinado a Julio Raúl Zani y por intentar matar a otro hombre, en un predio ubicado a la altura del Km 2090 de la Ruta Nacional 40. 
Adrian De Lillo fiscal nqn

Por pedido del fiscal del caso Adrián De Lillo un hombre, J.R.G.A, quedó detenido acusado de haber asesinado a Julio Raúl Zani y por intentar matar a otro hombre, en un predio ubicado a la altura del Km 2090 de la Ruta Nacional 40. 

La fiscalía le atribuyó el delito de homicidio simple agravado por haber sido cometido mediante el empleo de un arma de fuego; en concurso real con el delito de homicidio simple en grado de tentativa, agravado por haber sido cometido mediando el empleo de un arma de fuego. Todas las acusaciones son en calidad de autor (artículos 41 bis, 42, 45, 55 y 79 del Código Penal). 

El representante del Ministerio Público Fiscal solicitó además que el imputado permanezca detenido con prisión preventiva, por el plazo de cuatro meses. El pedido estuvo fundado en el riesgo de entorpecimiento de la investigación. “La fiscalía pudo dar cuenta de un hecho delictivo y contamos con información suficiente para sostener que el imputado es el auto del mismo”, sostuvo De Lillo. 

De acuerdo con la investigación del Ministerio Público Fiscal, el hecho ocurrió el 25 de diciembre de 2021, en horario indeterminado, pero comprendido aproximadamente entre la 1 y las 4. Esa madrugada, el imputado se encontraba junto con un grupo personas compartiendo los festejos navideños en un predio ubicado a la altura del Km 2090 de la Ruta Nacional 40, entre la ruta y el Lago Nahuel Huapi.

Allí se produjo una discusión entre el imputado y la víctima, Julio Raúl Zani, por lo que el primero se retiró del lugar junto a su familia. Al intentar cruzar un arroyo con su camioneta, a 20 kilómetros del lugar, el vehículo quedó estancado. Al ver eso, Zani agarró un rastrillo y se dirigió hasta ahí. En ese momento, J.R.G.A tomó un arma y efectuó al menos cuatro disparos. Uno de ellos es el que terminó con la vida de Zani, mientras que otro alcanzó a un hermano de éste, provocándole lesiones que requirieron una urgente intervención quirúrgica. 

El juez de garantías dio por formalizada la acusación y fijó un plazo de cuatro meses. Además, dispuso que el imputado quede detenido con prisión preventiva por el plazo de dos meses. 

De la audiencia también participó el asistente letrado Ramiro Amaya.

Te puede interesar