Conforman el jurado popular que juzgará el homicidio de Auer

El jurado popular que intervendrá en el juicio por el homicidio de Miguel “Ruso” Auer, comenzó a conformarse este miércoles, y desde la próxima semana empezará a analizar las responsabilidades de los cuatro imputados.
jurado popular

La audiencia de selección de jurados empezó ayer por la mañana en la Ciudad Judicial y continuó pasado el mediodía. Por el Ministerio Público Fiscal (MPF) intervino el fiscal jefe Juan Agustín García, junto a la asistente letrada Guadalupe Inaudi.

La integración del jurado popular con 16 personas (12 titulares y 4 cuatro suplentes, en igualdad de varones y mujeres), es el último paso necesario para realizar el juicio. En el caso se emplea esta modalidad de juzgamiento porque la pretensión de pena del Ministerio Público Fiscal supera los 15 años de prisión.

La fecha de inicio del juicio por jurados está prevista para el 17 de octubre. Alrededor de 45 personas fueron convocadas como testigos.  

La investigación del caso fue desarrollada por la fiscalía de Homicidios, y la acusación durante el juicio estará a cargo del fiscal jefe García. 

Los imputados son G.C, J.A.F, J.M.S y M.F.L. El MPF  les imputó el delito de tentativa de robo agravado por el uso de arma de fuego en concurso real con homicidio triplemente calificado, por haber sido cometido criminis causa, con el concurso premeditado de dos o más personas y por uso arma de fuego. Para los primeros tres acusados, la acusación es en carácter de coautores, mientras que el restante, como partícipe necesario. 

De acuerdo a la teoría del caso del MPF, el 24 de octubre de 2022, G.C, J.A.F y J.M.S ingresaron a una oficina en la que la víctima trabajaba y realizaba operaciones de cambio de dinero. 

Llegaron al lugar en dos camionetas, una de ellas conducido por M.F.L, quien aguardó en el vehículo. Para el fiscal, el papel desempeñado por este último fue fundamental en el desarrollo del plan: a partir de una relación de confianza previa, fue quien le presentó a Auer a uno de los acusados, G.C, quien simuló estar interesado en una operación de compra-venta de divisas.

Mientras M.F.L aguardó en la camioneta, G.C, J.A.F y J.M.S desempeñaron cada uno un rol determinado en el plan: G.C continuó con un personaje ideado días atrás, cuando conoció a la víctima, utilizando un bastón, lentes de lectura y una boina; J.A.F se colocó un parche en el ojo y lentes y, en una mochila, transportó un inhibidor de alarmas; y finalmente, J.M.S llegó vestido con un traje oscuro y lentes de sol. 

Al momento en que G.C se anunció y la víctima le habilitó el paso, los otros dos también ingresaron. El fiscal García relató que los tres subieron por el ascensor, pero sólo G.C llegó al piso de la oficina, ya que los otros dos descendieron en la planta anterior y aguardaron en la escalera hasta que Auer le abrió a G.C. En ese lapso, J.A.F acondicionó el inhibidor de alarmas y J.M.S sacó un arma, calibre 40, y la preparó para disparar. Cuando Auer habilitó el paso a G.C y notó que los dos restantes lo abordaban, intentó sacar un arma que portaba, pero J.M.S le efectuó los dos disparos que lo dejaron gravemente herido y que determinaron su muerte días después, el 4 de noviembre. 

Tras los disparos, todos escaparon en los vehículos en los que habían llegado y desplegaron el plan de fuga  de dos de los imputados, que incluyó viajes a Viedma, Buenos Aires y Mendoza y cambios de teléfonos. 

Para que los acusados sean declarados culpables, se requieren al menos ocho votos de los doce titulares del jurado popular. En caso de que los votos sean menos, el veredicto será de no culpabilidad.

Te puede interesar