Casi 270 mil vecinos pasaron por los centros de transferencia de residuos voluminosos en los últimos tres años

Locales 24 de noviembre de 2019
Desde el 2016 a la fecha se recolectaron 53.147.838 kilos de voluminosos.
Centro voluminosos nqn

En un poco más de tres años, los centros de transferencia de la ciudad se convirtieron en puntos estratégicos para la disposición de los residuos voluminosos. Cada vez son más los vecinos que los usan habitualmente y las estadísticas demuestran un crecimiento constante.

“Venimos cerrando la gestión muy bien. Tuvimos nuestra primera experiencia con el centro de José Rosa 750, lo abrimos en julio de 2016 y fuimos creciendo año a año, luego inauguramos el segundo en el Oeste y hoy ya tenemos el tercero en el barrio Confluencia. En todo este tiempo contabilizamos 267.365 mil visitas”, dijo Cristian Haspert, subsecretario de Limpieza Urbana.

“Estamos muy cerca de llegar a las 300 mil y esa era la meta que nos habíamos puesto cuando empezamos. Para nosotros es muy importante, y si nos ponemos a pensar es casi una visita por habitante que somos en la ciudad. Es un balance muy bueno”, destacó Haspert.

Comparando el crecimiento anual, puntualizó que por ejemplo el año 2018 finalizó con 86.723 visitas a los dos centros de transferencia que funcionaban hasta el año pasado. «Este año ya estamos en 114.448 visitas sumando el nuevo centro en barrio Confluencia”, ejemplificó Haspert.

“Antes el de Godoy y Quimey era el que más movimiento registraba porque llegaban todos los vecinos del oeste. Si comparamos, por ejemplo en 2018, fueron 52 mil visitantes contra 34 mil en José Rosa, ahora las cosas se emparejaron, registramos 57 mil en el Oeste hasta octubre, y entre los dos del Este sumaron 56 mil visitas”.

Respecto a la cantidad de toneladas detalló que de 2016 a la fecha se recolectaron 53.147.838 kilos de voluminosos. “En este sentido podemos decir que 23.661.158 fueron depositados en la zona Este, y 29.486.680 en el Oeste”, dijo.

“Suben la cantidad de kilos en los centros de transferencia y bajan los puerta a puerta. Lo vemos en los números que bajan año a año en los kilos recolectados en las puertas de las casas, vemos que los patios de los vecinos están más limpios y no esperan a que llegue el puerta a puerta, sino que llegan con sus autos al centro de transferencia para depositar los residuos voluminosos”, destacó el subsecretario.

Aclaró que los número registrados son exactos porque la basura se pesa en la báscula cuando llega al Complejo Ambiental, “y los empleados municipales cuando entran a nuestros centros de transferencia le toman dato de patente, de qué barrio llegan y qué basura traen”.

Recordó que las puertas de cualquiera de los tres están abiertas de lunes a lunes, domingos y feriados, y que ya rige el horario de verano de 8 a 22.

Te puede interesar