Revocan prisión domiciliaria por pedido del fiscal jefe de Chos Malal

Regionales 22 de mayo de 2020
Se trata de Eliel Barchiesi, quien desde el 20 de marzo tiene una condena firme por lesiones graves calificadas y debe cumplir 3 años y 15 días de prisión.
Fiscalia Chos Malal

A partir de un planteo del fiscal jefe de Chos Malal, Fernando Fuentes, un hombre que tenía prisión domiciliaria volvió a cumplir la pena en un centro de detención. Se trata de Eliel Barchiesi, quien desde el 20 de marzo tiene una condena firme por lesiones graves calificadas y debe cumplir 3 años y 15 días de prisión. 

Así se resolvió durante una audiencia realizada ayer bajo la modalidad de videoconferencia y en la que participaron el fiscal jefe, la defensa, la querella, la víctima, el condenado y la jueza de ejecución. 

El fiscal jefe Fuentes explicó que el 4 de marzo se produjo la declaración de responsabilidad por el delito de lesiones graves calificadas por alevosía en concurso real con desobediencia a una orden judicial (artículos 90, 93, 80, incisos 2 y 239; 45 y 55 del Código Penal). Fue condenado a cumplir 3 años y 15 días de prisión, que debían comenzar a cumplirse el 20 de marzo, cuando la pena quedó firme. Sin embargo, tras la presentación de un certificado médico, primero; y luego con la irrupción de la pandemia de COVID-19, y a pesar de la oposición fiscal, el hombre condenado fue beneficiado con la posibilidad de comenzar a cumplir la pena en prisión domiciliaria. 

Barchiesi había sido acusado por golpear en la cara a un hombre con un vaso de vidrio, tras discutir en un bar de Chos Malal, lo que le produjo graves heridas de carácter permanente a la víctima. 

Incumplimientos 

Durante la audiencia, el fiscal jefe de Chos Malal explicó que, aún habiendo obtenido ese beneficio, Barchiesi no cumplió las condiciones que se le habían impuesto. Detalló a la jueza que “desde aquella decisión a la fecha han ocurrido algunas cosas”. 

Señaló que “el 20 de marzo de 2020, a las 23:50, el señor permitió el ingreso de su actual pareja a su domicliio”, cuando tenía prohibido el contacto con cualquier persona que no fuera su madre. Por ese hecho, a la mujer se le formularon cargos por violar las reglas impuestas por la cuarentena, mientras que al condenado la acusación por desobediencia de una orden judicial.

Fuentes agregó que también se le formularon cargos por extorsión y se lo está investigando en un hecho que se habría producido durante su detención domiciliaria utilizando un teléfono del que es titular

Finalmente, como tercer argumento para que se revoque la prisión domiciliaria, el fiscal jefe informó que Barchiesi también fue acusado por amenazar a uno de los policías que custodia la vivienda en la que hasta ayer cumplía la condena. “Esto fue denunciado y también se le formularon cargos”, remarcó Fuentes, quien ante esa situación pidió a la jueza “que se aplique el artículo 34 de la ley 24.660, se revoque la prisión domiciliaria y que el señor pase a cumplir la pena de prisión”. 

Tras haber escuchado a las partes, la jueza de ejecución avaló los planteos de la fiscalía y revocó la prisión domiciliaria cautelar que beneficiaba a Barchiesi y ordenó su inmediato traslado a un centro de detención.

Te puede interesar