Reabren investigación por abuso y extienden preventiva

Regionales 18 de agosto de 2021
Solicitaron al juez de garantías que suspenda un juicio que estaba agendado para este mes y permita que una niña, víctima de abuso sexual, pueda volver a dar su testimonio en Cámara Gesell.
Fiscalia Chos Malal

La asistente letrada de Chos Malal, Natalia Rivera, pidió a un juez de garantías que suspenda un juicio que estaba agendado para este mes y permita que una niña, víctima de abuso sexual, pueda volver a dar su testimonio en Cámara Gesell. Es que, cuando la investigación ya estaba cerrada por un hecho de menor gravedad, familiares advirtieron a la fiscalía que, por vergüenza, la niña no había podido relatar todo lo ocurrido. 

El magistrado hizo lugar al planteo, dispuso la suspensión del juicio que estaba agendado para el 31 de agosto, amplió el plazo de investigación en dos meses y, también a pedido de la asistente letrada, extendió la prisión preventiva que venía cumpliendo el acusado. La representante del Ministerio Público Fiscal solicitó esta prórroga por dos meses. El juez hizo lugar, aunque la mitad de ese plazo se cumplirá bajo la modalidad domiciliaria, en otra localidad de la provincia. El magistrado explicó que tomó esa decisión debido a que en septiembre se cumple el plazo máximo de un año que prevé el Código Procesal Penal para este tipo de detenciones.

El fiscal jefe de la V Circunscripción, Fernando Fuentes, anticipó que se solicitará una nueva audiencia para aplicar la Ley 3234, que impulsó el fiscal general José Gerez y que estableció la extensión excepcional de esta medida cautelar por un plazo de hasta nueve meses en aquellos casos “en que los juicios no se hayan realizado, o no se puedan realizar, por encontrarse suspendida la realización de audiencias de juicio, debido a la emergencia sanitaria dispuesta a causa de la pandemia del COVID-19”. 

La teoría que investiga el Ministerio Público Fiscal tiene que ver con un abuso sexual de parte de un familiar a una niña que, al momento de los hechos, tenía menos de 15 años. 

Según se describió en una audiencia realizada hoy, la niña que sufrió el abuso prestó declaración en Cámara Gesell en enero de este año, cuando develó un hecho de menor gravedad. Sin embargo, con fecha de juicio confirmada, la hermana se presentó ante la fiscalía y explicó que luego de esa declaración, la niña preguntó a sus familiares más cercanos si “estaba mal” si ella no había podido relatar todo lo ocurrido. 

La representante del Ministerio Público Fiscal remarcó al juez que la incorporación del testimonio de la niña mediante una nueva Cámara Gesell “amplía el develamiento”. “Ella recién hoy puede contar más, recién hoy puede contarle algo más a la familia. Denota la necesidad de dar a conocer todo lo ocurrido y no solo una parte”, sostuvo Rivera, quien destacó la necesidad de intervenir con “perspectiva de género”. “La Convención de los Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes nos habla del derecho a ser oído. Y en este caso nos preguntamos ese derecho es sólo una vez. Entiendo que no lo es”, afirmó la asistente letrada, para quien la realización de una nueva Cámara Gesell permitirá al tribunal que intervenga en el juicio “conocer el hecho en su totalidad” 

Tras escuchar también a la querella, que adhirió al planteo fiscal, y a la defensa, que se opuso, el juez hizo lugar todos los pedidos. Consideró que “lo más aconsejable, atento que a que la fiscalía y la querella hicieron saber que existe un hecho nuevo, es suspender el juicio y llevar adelante la nueva Cámara Gesell”.

Te puede interesar