Revocan decisión judicial e imponen prisión preventiva en contexto de violencia de género

Un tribunal revisor revocó la decisión de un juez de garantías y dispuso la prisión preventiva para un hombre acusado por golpear a su pareja, realizarle cortes con un cuchillo y provocarle lesiones con un destornillador. 
Fiscalia Nqn

Por pedido del fiscal del caso Andrés Azar, un tribunal revisor revocó la decisión de un juez de garantías y dispuso la prisión preventiva para un hombre, J.M.N, acusado por golpear a su pareja, realizarle cortes con un cuchillo y provocarle lesiones con un destornillador. 

Durante la audiencia, Azar explicó que en una audiencia de formulación de cargos se le impuso la prohibición de acercamiento y de contacto con la víctima por el término de tres meses y que además fije domicilio en otra provincia. Agregó que el 9 de enero, se prorrogó por 48 horas la prisión preventiva hasta que la fiscalía constatara la existencia del domicilio. Cumplido el plazo, se solicitó una nueva prórroga hasta que, a pedido del fiscal Azar, se revisara esa decisión. En la formulación de cargos, Azar había presentado cargos por tentativa de homicidio agravada y había solicitado tres meses de prisión preventiva, pero finalmente el magistrado había aceptado cargos por una figura menos grave y, en lugar de la detención, había aceptado que, para proteger a la víctima, el acusado se mudara a otra ciudad. 

Durante la audiencia realizada ayer, el representante del Ministerio Público Fiscal solicitó que se revocara la decisión de que J.M.N se mudara a una ciudad de la provincia de La Pampa (con la orden de no poder acercarse a menos de 100 kilómetros de Neuquén capital) y que, en su defecto, se le imponga la prisión preventiva por el plazo de tres meses, a partir del 6 de enero. Azar fundó el pedido en el riesgo para la integridad de la víctima. “La decisión del magistrado carece de perspectiva de género. Es improbable que el imputado vaya a mantener una actitud de respeto hacia las normas”, sostuvo. 

Luego de escuchar a las partes, el tribunal revisor hizo lugar al pedido de la fiscalía y dispuso la prisión preventiva del imputado en los términos solicitados. 

Antecedentes 

Azar detalló que el ataque del imputado, J.M.N, se produjo tras una reunión en la que participaron su pareja y víctima, Y.L.A, y otros familiares. En un momento determinado, el acusado se molestó porque un bebé –hijo que tiene en común con la víctima- y otros dos niños que estaban en la vivienda no se dormían y comenzó a agredirlos. Su pareja, quien es menor de 18 años, los defendió. Luego de ese momento, arribó la madre de los niños y compartieron la cena.

Los hechos continuaron más tarde, cuando Y.L.A intentó comunicarse por celular con su madre, con la intención de contarle lo que había ocurrido, pero inmediatamente el hombre tomó el celular, lo arrojó al piso y lo rompió. Azar detalló que luego tiró a la mujer sobre un colchón y comenzó a propinarle golpes de puño y con un palo de escoba. Después tomó un cuchillo, con el que la lesionó en ambas piernas, pero como la víctima logró quitárselo, agarró un destornillador para continuar el ataque. Luego de una serie de agresiones, el hombre se encerró en la vivienda con el bebé, mientras que el resto de las personas quedó en el exterior de la vivienda. Fue recién con la llegada de la policía que el acusado accedió a entregar al bebé y fue detenido.

El fiscal del caso estuvo acompañado por la asistente letrada Analía García y por la agente de la fiscalía Galia Borelli.

Te puede interesar