Se realizó una donación de córneas en el Hospital Bouquet Roldán

Recientemente el hospital de la ciudad de Neuquén comenzó a trabajar junto con el CUCAI Neuquén para fortalecer la donación de tejidos. Como parte de esa tarea, se realizó una donación de córneas que permitió mejorar la calidad de vida de dos personas.
hospital Bouquet Roldán

El ministerio de Salud de la provincia, a través del CUCAI Neuquén, busca articular con los distintos hospitales para que los mismos favorezcan la donación y trasplante de órganos y tejidos. El Hospital Bouquet Roldán es uno de los que comenzó con actividades de concientización e información en torno a la donación de tejidos y durante el mes de junio, una donación de córneas originada en el establecimiento permitió mejorar la calidad de vida de dos personas que estaban en lista de espera.

La ministra de Salud, Andrea Peve, destacó: “Es muy importante seguir trabajando en esta línea para favorecer la donación de órganos y tejidos, y felicitar además a los trabajadores y trabajadoras del Hospital Bouquet Roldán que a partir del trabajo que vienen realizando y con una llamada oportuna les cambian la vida a las personas”.

Por otra parte, la referente provincial de Donación y Trasplante y del CUCAI Neuquén, Sandra González Cruz, señaló: “El Hospital Bouquet Roldán ha empezado a generar donantes de tejidos. Nunca lo había hecho y para nosotros es una gran oportunidad”.

La referente indicó que se trabaja en la inclusión de los hospitales en este sentido y que el objetivo es “dar respuesta a la lista de espera de córneas para mejorar la calidad de vida de los neuquinos y neuquinas”. Además, González Cruz explicó: “En realidad es difícil ser donante, pero es imperativo que cuando se dan las condiciones, ese derecho sea respetado mediante el compromiso del equipo sanitario tratante”.

Hay que considerar que, para poder donar órganos, el fallecimiento debe producirse en una terapia intensiva de un hospital y deben darse condiciones específicas. Se estima que en cuatro de cada mil fallecimientos se dan estas características que hacen posible el proceso de donación y trasplante de órganos.

En cuanto a la donación de tejidos, y particularmente en el caso de las córneas, el panorama es distinto porque no es necesario que la muerte se produzca en una terapia intensiva. Esta especificidad hace que la participación y el compromiso de toda la sociedad sean claves para que las personas que requieren un trasplante de córnea, como práctica médica y sin ninguna otra alternativa de tratamiento, puedan recuperar la visión.

En esta materia, el rol de los equipos de salud es fundamental. Respecto del Hospital Bouquet Roldán, González Cruz indicó: “En principio han mostrado interés y los servicios intrahospitalarios se han comprometido en la evaluación y llamado de aviso ante posible donante, hecho ocurrido en varias oportunidades y que ha generado un donante de córneas en el último mes”.

Esta donación permitió dar respuesta a una persona en urgencia nacional y a otra que estaba en lista regional. Tanto en el caso de la donación de órganos como la de tejidos, las listas de espera son únicas para todo el país, pero están agrupadas por órganos o tejidos a trasplantar.

Las personas inscriptas no tienen un orden preestablecido, sino que la distribución se asocia a cada proceso de donación, es decir, a cada donante en particular y se consideran las características de compatibilidad entre el donante y el receptor.

Todo este proceso de distribución se realiza a través de un sistema informático automatizado del Instituto Nacional Central Único Coordinador de Ablación e Implante (Incucai), que no permite influir en los resultados del listado de los receptores más adecuados para cada caso. Lo que adhiere transparencia a todo el proceso de donación y trasplante en todo el territorio nacional.

Sobre la primera donación de córneas realizada en el Hospital Bouquet Roldán, la referente del CUCAI Neuquén destacó que “una actitud positiva, con una llamada oportuna, cambió la vida de más de una persona”.

“De esta manera, la comunidad hospitalaria del mencionado efector de salud asume que la donación de tejidos es una parte más de la atención sanitaria después de la muerte y que es la única manera de poder dar respuesta al que espera para poder ver, en comunión con el trabajo en equipo dentro y fuera del hospital”, concluyó González Cruz.

Te puede interesar