Importante avance de la obra de ampliación y remodelación del hospital de Zapala

Regionales 28 de octubre de 2019
El grado de ejecución es cercano al 90 por ciento. El establecimiento tendrá terapia intensiva, tres quirófanos, dos salas de parto, internación con 109 camas, 7.200 metros cuadrados y complejidad VI especializada.
Hospital Zapala

La subsecretaría de Obras Públicas, dependiente del ministerio de Economía e Infraestructura, informó que el avance de la obra de ampliación y remodelación del hospital de Zapala llega al 89 por ciento.

Con una inversión cercana a los 120 millones de pesos, los trabajos permitirán llevar la capacidad de internación a 109 camas e integrar nuevos servicios, como terapia intensiva.

En la actualidad el hospital de Zapala es de complejidad VI básica con terapia intermedia y tres quirófanos, dos salas de parto, 46 camas y una superficie de 4.258 metros cuadrados. En el futuro tendrá terapia intensiva, tres quirófanos, dos salas de parto, internación con 109 camas, 7.200 metros cuadrados y complejidad VI especializada.

La ministra de Salud, Andrea Peve, explicó que la ampliación “le permitirá al hospital resolver localmente la mayoría de los problemas de salud de medio y alto riesgo de la población de su área programa”, y agregó que a su vez  “recibirá pacientes críticos de los efectores de las restantes zonas sanitarias adyacentes, a los que se les podrá dar respuesta o trasladar desde allí hacia la ciudad de Neuquén”.

“En el eje N° 7 del Plan Provincial de Salud 2019-2023, hablamos de la Red de mediana y alta complejidad, ya que vemos la necesidad de actualizar y fortalecer el enfoque territorial del sistema de salud y mejorar su capacidad de respuesta, en sintonía con las tareas de prevención y promoción de la salud”, dijo Peve.

La edificación contempla un único bloque constructivo de planta baja y dos niveles, que se vinculará con los edificios existentes a través de una nueva jerarquización de circulaciones horizontales y verticales. Habrá un nuevo ingreso por la calle Mayor Torres, que articulará las áreas de consultorios externos y habitaciones de internación, nuevas circulaciones y pasillos técnicos.

El conjunto proyectado completará los servicios existentes en las áreas de internación general, con la dotación de nuevas camas con concepto sanatorial y sectores de aislamiento; y ambulatoria, con las especialidades de medicina general, clínica médica, tocoginecología, pediatría, cirugía general, traumatología, oftalmología, salud psicosocial, odontología, farmacia, kinesiología, fonoaudiología y nutrición.

También contará con servicios complementarios como laboratorio de nivel L2, radiología simple y contrastada, ecografía con doppler, mamografía y endoscopía digestiva alta y baja.

Sistema constructivo

El sistema constructivo es el tradicional húmedo, conformado estructuralmente a nivel de fundación por bases aisladas, vigas de fundación para sostenimiento de muros, vigas de arriostre y refuerzos bajo tabiques. En el sector núcleo de escaleras y ascensor se han previsto zapatas para distribuir mejor las cargas de los muros de hormigón armado. Para transmitir las cargas verticales se proyectó un sistema sismorresistente conformado por columnas, tabiques, vigas de carga y losas de hormigón armado.

La climatización se proveerá e instalará mediante una instalación central de refrigeración y calefacción con sistemas VRV del tipo frío calor simultáneo con recuperación de calor, para la climatización de las habitaciones de internación, consultorios y oficinas; y sistemas frío o calor para los equipos de tratamiento de aire de las habitaciones de aislados inmunocomprometidos manteniendo presión positiva y habitaciones de aislados infectocontagiosos manteniendo presión negativa. Los equipos de tratamiento de aire contarán con sus correspondientes sistemas filtrados de aire y humidificación de acuerdo con las necesidades de los ambientes. Todos los sistemas de VRV contarán con su sistema de funcionamiento y gerenciamiento automático, mediante sus propios controladores y bus comunicación.

Al modificarse las superficies, las distancias y las alturas de piso construidas, las necesidades de reserva, caudal y presión de agua para extinción de incendio aumentaron considerablemente, por lo que se desvinculará el sistema existente de reserva de agua y bombas de presión de incendio y se incorporarán nuevos tanques de reserva y un nuevo equipamiento integral de bombeo con mayor capacidad, que se vinculará tanto al nuevo sistema como al existente de distribución de agua a las bocas de incendio equipadas.

Se diseñó un sistema de detección y alarma de incendio, específico para el edificio a construir, independiente del sistema de detección existente. El mismo estará conformado por un panel de alarma inteligente que se instalará en la sala de recepción con un panel remoto ubicado en la guardia del edificio existente monitoreado por personal las 24 horas, con dispositivos periféricos, detectores de humo, detectores de temperatura, detectores de gas, avisadores manuales y sistema de audio evacuación, para dar un rápida respuesta ante un principio de incendio.

A su vez, se proyectó un sistema de iluminación y señalización de emergencias que contará con alumbrado de escape, y consistirá en la colocación de artefactos autónomos de emergencias en rutas de evacuación, previsto para garantizar una evacuación rápida y segura de las personas a través de los medios de escape, facilitando las maniobras de seguridad e intervenciones de auxilio.

Te puede interesar