Fijan condena para varón que amenazó a una mujer

La fiscal del caso Rocío Rivero pidió que un varón, que fue declarado penalmente responsable por el delito de amenazas coactivas, sea condenado a 3 años de prisión.

Regionales
Rincon

La fiscal del caso Rocío Rivero pidió que un varón, que fue declarado penalmente responsable por el delito de amenazas coactivas, sea condenado a 3 años de prisión. 

Se trata de G.L, que extorsionó a su expareja y le exigió dinero a cambio de no difundir fotos y videos de ella manteniendo relaciones sexuales. Fue en la ciudad de Rincón de los Sauces. 

Para pedir la pena la funcionaria del Ministerio Público Fiscal valoró como agravantes: los medios utilizados por el imputado (los videos y fotos), los vínculos personales que los unían (relación de pareja previa), las razones que lo llevaron a delinquir, entre otros. Como atenuantes sólo tuvo en cuenta la ausencia de antecedentes penales computables. 

Además, la fiscal del caso pidió que se le prohíba al condenado acercarse a la víctima y ejercer actos de hostigamiento y que se le imponga la obligación de realizar un curso sobre masculinidad. 

El juez Juan Pablo Encina, que estuvo encargado de fijar la pena, resolvió imponerle a G.L 2 años y 2 meses de prisión condicional. En relación a las medidas pedidas por Rivero, el magistrado fijó la prohibición de acercamiento a menos de 200 metros y también de ejercer actos de hostigamiento. Finalmente, dispuso que el condenado realice un curso sobre masculinidad dentro del plazo por el cual fue fijada la condena. 

El caso 

El hecho que investigó la fiscalía ocurrió el 16 de abril de 2023 en Rincón de los Sauces. G.L intentó extorsionar a su ex pareja, exigiéndole la suma de $40 mil bajo el anuncio de difundir videos e imágenes de ella practicándole sexo oral. Los mensajes de texto y de voz que el imputado le envió a la víctima, comenzaron por la mañana. El primero fue a las 8:23 mediante un mensaje de voz, el siguiente mensaje fue a las 8:32 y más tarde, ese mismo día, reiteró las amenazas en dos oportunidades. 

En su alegato de clausura al debate, la fiscal Rivero había requerido que se encuadren los hechos en la figura penal de extorsión, pero el juez que estuvo a cargo del juicio dictó la responsabilidad por el delito de amenazas coactivas.

Te puede interesar
Lo más visto