La provincia presentó su emergencia climática ante Nación

Regionales 31 de julio de 2020
La presentación la realizó el ministro de Producción e Industria, Facundo López Raggi, ante la Comisión Nacional de Emergencias y Desastres Agropecuarios.
Plan de emergencia

El ministro de Producción e Industria, Facundo López Raggi, en representación de la provincia del Neuquén, presentó el Decreto 807/20 firmado recientemente por el gobernador Omar Gutiérrez que declara Emergencia por Nevadas y dio un detalle de la situación e impacto de este fenómeno en la actividad ganadera de todo el territorio. Lo hizo ante la Comisión Nacional de Emergencias y Desastres Agropecuarios.

El ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Luis Basterra, había convocado a esta reunión para evaluar la situación de la región patagónica, tras las intensas nevadas producidas en las últimas semanas.

En el encuentro se vieron en detalle los decretos presentados por las provincias y se avanzó en el análisis de los eventos. En cuanto a este fenómeno se analizó en conjunto debido a que tuvieron un carácter regional y decretos específicos como el Nº 807 de la provincia del Neuquén que declara todo el territorio provincial excepto los valles irrigados de los ríos Neuquén y Limay, de los departamentos Confluencia y Añelo. El periodo es de un año a partir del 28 de julio siendo las actividades ganaderas y agricultura familiar las afectadas.

También el decreto 742 de la provincia de Río Negro que declara la emergencia para los departamentos Bariloche, El Cuy, Ñorquinco, Pilcaniyeu, 25 de mayo y 9 de Julio respectivamente, desde el 9 de julio de 2020 y por el término de un año con afectación de la actividad ganadera, unidades ovinas, caprinas y bovinas, y un decreto de Chubut que se trató ad referéndum. La provincia de Santa Cruz participó como invitada.

López Raggi detalló que la provincia de Neuquén “viene de un ciclo de sequía de hace unos diez años, que este verano se intensificó mucho en la zona norte de la provincia; eso implicó que tuviéramos que asistir a algunos crianceros que tenían animales ya con una condición corporal mala, y cuando empezó a caer la nevada que en algunas zonas fue histórica -porque hacía 20 años que no teníamos una nevada de esta manera-, trabajamos en coordinación con Vialidad nacional y provincial en la apertura de caminos rurales”.

Explicó que “la nevada fue muy fuerte en las cotas altas de la cordillera en el norte” y que “se fue extendiendo hacia el este donde está la zona de invernada donde están los crianceros trashumantes, específicamente en el departamento Pehuenches”.

El ministro agradeció el trabajo de INTA, “que en un par de días nos tuvieron el informe que nos permite ver claramente con imágenes satelitales el alcance” y aseguró que “la provincia ha venido asistiendo con forraje mediante fondos propios pero la demanda es gigante y siempre aclaramos que la asistencia cubrirá solo una parte del total de la demanda”.

“El objetivo ahora es tratar de reducir la mortandad, que  no está del todo dimensionada aunque avanzaremos en mayores precisiones. En algunas zonas tenemos mortandad del 50 por ciento, la afectación es muy importante y estamos saliendo a asistir lo que más podemos”, explicó.

López Raggi indicó que “hay crianceros que van a perder capital, parte de sus piños con todo lo que eso impacta en términos de generación de ingresos y de consumo familiar”.

Por su parte, el director de Sanidad Vegetal y Emergencia Agraria de la subsecretaría de Producción, Mariano Bondoni, presentó un detalle donde da cuenta de que en el norte neuquino “hay casi un millón de cabezas de las cuales el 70 por ciento es de caprinos, esto nos está diciendo que en esa zona se concentra la mayor población de pequeños pobladores trashumantes cuyos piños están conformados casi todos por chivos que son los más afectados por las malas condiciones dado el tamaño que tienen”.

Al respecto, señaló que “en cambio en el sur, el 50 por ciento de esta composición está conformada por bovinos y son algunos productores medianos a grandes que hacen veranada e invernada en el mismo lugar y no hacen el proceso de trashumancia (de campos de veranada que generalmente quedan en la parte superior de la cordillera a campos de invernada que quedan en los valles cerca de los pueblos)”.

Bondoni puntualizó que “los valles irrigados de los departamentos Añelo y Confluencia quedan exceptuados” y que la nieve esta acumulada en la zona centro y oeste de la provincia, “con los cual los valles irrigados del Río Neuquén y Limay quedan exceptuados del decreto”.

“Además de los daños en mortandad y pariciones tenemos daños en estructura de pequeños agricultores familiares que tienen túneles, micro túneles, invernaderos destrozados por el peso de la nieve y también los cobertizos donde los productores guardan fardos y en este momento están guardando el ganado para que no esté a la intemperie”, especificó.

Señaló que la provincia está haciendo un importante seguimiento, que se ha llegado a zonas lejanas mediante helicóptero y mostró imágenes elocuentes de productores trasladando sus piños entre la profundidad de la nieve caída.

Bondoni resaltó que ante este panorama “en dos días declaramos la emergencia” y recordó que “por la ley 3117 estaba ya declarada la emergencia por sequía y este año por decreto 607 se prorrogó. Ahora tuvimos que emitir el reciente decreto 807 por las intensas nevadas cuyos beneficios tienen alcances tributarios (prórroga Impuesto Inmobiliario), crediticios (prórroga en el pago de cuotas de entidades crediticias provinciales), procesales (suspensión de juicios e intimaciones), y sociales (asistencia directa a los pequeños productores)”.

Además se detalló la entrega de forraje que viene haciendo la provincia con fondos propios para el mantenimiento de los animales, que hasta el momento son 16.000 fardos y 5.500 pellets de alfalfa junto con la asistencia a pobladores aislados.

Para paliar la situación “se cuenta con créditos para capital de trabajo mediante el Centro Pyme ADENEU, dependiente del ministerio de Producción e Industria por un monto de 300.000 pesos y 12 meses y una línea madre para el sector agropecuario de hasta 400.000 pesos a sola firma, extendida desde el Consejo Federal de Inversiones (CFI)”.

Del encuentro participaron representantes de las áreas productivas de las provincias patagónicas y organismos nacionales que trabajan en este contexto articuladamente para determinar distintos factores que contribuyen a contabilizar el impacto en este contexto como INTA, AFIP, Seguridad, ministerio del Interior, e INAI, entre otros.

Te puede interesar