La Provincia invirtió casi 1,8 millones de pesos en la compra de sistemas de apoyo respiratorio

Regionales 26 de octubre de 2020
Se trata de cánulas nasales de alto flujo y de equipamiento necesario para su aplicación en el tratamiento de la Insuficiencia Respiratoria Aguda (IRA) para ser utilizada en pacientes con COVID-19.
Canulas

El ministerio de Salud de la provincia del Neuquén invirtió 1.766.596 pesos en la compra de 175 Cánulas Nasales de Alto Flujo (CNAF) y equipamiento para su implementación en pacientes con COVID-19.

Se trata de un sistema de apoyo respiratorio que se ha vuelto relevante en el tratamiento de la Insuficiencia Respiratoria Aguda (IRA). En este sentido, su uso en COVID-19 proporciona altas concentraciones de oxígeno a las personas que no se pueden alcanzar con dispositivos convencionales, reduciendo la necesidad de intubación y duración de la estadía en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) y las complicaciones relacionadas con la ventilación mecánica invasiva.

Es importante resaltar que hasta el momento ya fueron distribuidas al hospital Castro Rendón 25 CNAF con el equipamiento correspondiente, mientras que las otras 150 se encuentran en el Almacén Central listas para ser repartidas a otras instituciones sanitarias de la provincia. Además, ya está en curso la adquisición de 2.030 cánulas, más equipamiento.

Las CNAF se suman a otros métodos de tratamientos de ventilación no invasiva, con la cual se pretende contribuir a la calidad de atención y a la baja de mortalidad de personas infectadas por COVID-19.

La aplicación de este método, entre otras cosas, busca contribuir a evitar la saturación de las camas de terapia intensiva, ya que su colocación se realiza en habitaciones de clínica médica, y disminuir la necesidad de ventilación invasiva de pacientes con IRA, como así las complicaciones vinculadas con esta.

En el caso concreto del hospital Castro Rendón, se generó un área de ventilación no invasiva en la unidad A, del cuarto piso, para lo que primero se capacitó en el manejo de CNAF a todo el personal implicado en su utilización. De esta manera, el área ya está funcionando con un equipo conformado por médicos clínicos, terapistas, kinesiólogos y enfermeros.

Al respecto, la ministra de Salud, Andrea Peve, resaltó que “la incorporación de cánulas nasales de alto flujo son una importante incorporación para el Sistema de Salud y la comunidad porque lo que se pretende es poder brindar una mejor atención y descomprimir la terapia”.

Además, Peve indicó que desde el Sistema de Salud se buscan permanentemente distintas estrategias para abordar la situación epidemiológica actual, junto a la incorporación de insumos, tecnología y personal calificado. “Es un trabajo en equipo, tanto con el subsector público como privado, que no podría ser posible sin el compromiso diario de cada uno de los y las trabajadoras de salud que ponen en riesgo su vida por los neuquinos y neuquinas”, concluyó.

 

Te puede interesar