Seguirá detenido acusado por abuso sexual y privación de la libertad

Solicitaron que un hombre acusado por haber lesionado, privado ilegítimamente de la libertad y haber abusado sexualmente de su ex pareja en una vivienda de la ciudad de Zapala, permanezca detenido con prisión preventiva. 
Fiscalia de Zapala

En una audiencia de revisión de medidas cautelares realizada el jueves, la fiscal del caso Laura Pizzipaulo solicitó que M.E.E, un hombre acusado por haber lesionado, privado ilegítimamente de la libertad y haber abusado sexualmente de su ex pareja permanezca detenido con prisión preventiva. 

El martes pasado, en una audiencia de reformulación de cargos la representante de la fiscalía acusó al imputado por los delitos de lesiones leves doblemente agravadas, por el vínculo y por mediar violencia de género, en concurso real con abuso sexual con acceso carnal -dos hechos- agravadas por haber causado un grave daño en la salud mental de la víctima, en concurso real con abuso sexual con acceso carnal -dos hechos- agravadas por haber causado un grave daño en la salud mental de la víctima, que a su vez concursan idealmente con privación ilegítima de la libertad agravada por haber sido cometido con violencia y amenazas, en calidad de autor (Artículos 89, 92 en función del Artículo 80 inciso 1 y 11, Artículos 119 tercer y cuarto párrafo inciso “a”, 142 inciso 1, 45, 54 y 55 del Código Penal). 

En aquella audiencia, la fiscal del caso también requirió que se extienda la medida por 60 días. La jueza de garantías que intervino avaló el requerimiento y extendió la prisión preventiva. 

Para requerir que el tribunal revisor confirme la medida, Pizzipaulo argumentó que siguen vigentes los riesgos procesales por los cuales se fijó originalmente: es decir, la existencia de riesgo de entorpecimiento de la investigación y la necesidad de proteger a la víctima. También agregó que “el imputado ha puesto en riesgo la integridad de la víctima a través de las amenazas, atentados y ataque sexual que cometió contra ella, no solamente privándola de la libertad sino también a sus pequeños hijos “. 

El tribunal encargado de revisar la decisión de la jueza de garantías, que intervino en la audiencia, avaló el requerimiento de la fiscalía y confirmó la extensión de la prisión preventiva por el plazo impuesto el martes pasado, de 60 días más. 

El imputado se encuentra con prisión preventiva desde que le fueron formulados los cargos el 2 de enero de 2022. 

La teoría del caso que investiga el Ministerio Público Fiscal es que los hechos ocurrieron el 1 de enero de 2022 entre las 2.30 y las 21, en una vivienda de la ciudad de Zapala.

M.E.E, ingresó violentamente a la vivienda de su expareja, que se encontraba durmiendo con sus dos hijos menores, y comenzó a golpearla. Luego, la obligó a bañarse para limpiar la sangre producto de los golpes y abusó sexualmente de la mujer en reiteradas oportunidades, al mismo tiempo que continuó golpeándola y amenazándola.

El imputado mantuvo a su expareja privada ilegítimamente de la libertad y, finalmente, cuando este se retiró, la víctima acompañada de sus hijos pudo escapar a pedir auxilio a la casa de su madre.

Te puede interesar